15 familias de Matapalo iniciaron huerta comunitaria para autoconsumo tras desempleo

Para continuar necesitan semillas, herramientas, sistema de riego y electricidad para la bomba del pozo

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Hace un mes y medio, un grupo de familias se organizó en la zona de Matapalo de Guanacaste, para preparar el terreno y producir sus propios alimentos en una huerta comunitaria. La crisis a causa de COVID-19 les ha afectado profundamente en sus labores en el sector turismo.

La primera cosecha se espera dentro de los próximos dos meses y se dividirá entre las 15 familias que se han encargado de preparar la tierra, sembrar y cosechar.

Dentro de los voluntarios está Julián Angulo de ocho años, quien cada mañana participa en el desarrollo de la huerta. Gracias a este esfuerzo, alrededor de 60 personas tendrán acceso a vegetales producidos por ellos mismos.

“Lo hacemos porque necesitamos alimento y cultivando podemos tener lo necesario, vamos muy bien, trabajamos en equipo, hacemos amigos y hacemos mejor el trabajo. Cuando un equipo coseche, entonces repartiremos ese producto a cada familia”, detalló Angulo.

El objetivo es que la comunidad tenga alimentos para sus hogares cultivados por los propios vecinos. (Cortesía)

Sin embargo para continuar con este proyecto necesitan semillas, herramientas para arar el campo, sistema de riego y electricidad para la bomba del pozo.

“En la huerta vemos a prácticamente toda la familia cuidando los cultivos, desde niños, hasta adultos mayores. Esto les permite mantenerse ocupados y tener la certeza de que tienen un trabajo que les dará alimentos, al menos durante el tiempo en el que se encuentren desempleados”, señaló Linday Losasso, directora ejecutiva de Fundación Futuro Brillante.

OBSERVE MAS: Comercio, turismo y construcción entre los sectores más golpeados por el desempleo

Organización y donaciones

Los vecinos de Matapalo en sus labores para labrar el campo y sembrar las semillas. (Cortesía)

La Fundación Futuro Brillante se encargó de seleccionar a las familias y brindarles la asesoría necesaria en el trabajo de preparación y siembra de una diversa gama de productos, tales como plátano, maíz, maracuyá, banano, ayote, pipián y pepino.

De igual forma, la empresa Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios cedió esta tierra al menos por un año.

“Este esfuerzo nos permite ayudar a personas que se han visto afectadas por la crisis sanitaria. Todas las familias que participan en el proyecto tienen como denominador común que alguno de sus miembros perdió su trabajo debido a la situación que se vive en la actualidad”, destacó Laura Cruz, gerente de sostenibilidad de Garnier.

La persona interesada en colaborar, puede ponerse en contacto al correo hacerlo por medio de las cuentas bancarias de la Fundación Futuro Brillante:

Fundación Futuro Brillante | Cédula Jurídica 3-006-731214
Banco Nacional, cuenta en dólares: IBAN CR93015119320020017346
Banco Nacional, cuenta en colones: IBAN CR19015119320010063859
BCR, cuenta en dólares: IBAN CR07015202001228548430
BCR, cuenta en colones: IBAN CR94015202001228548513

OBSERVE MAS: Grupo de amigos se une para donar diarios y artículos de higiene a comunidades en la Zona Norte


Traducir artículo