• Retina Económica

Con millonarias inversiones y estrictos protocolos empresas buscan ganarle la batalla a COVID-19

-

Escuchar este artículo


Tiempo de Lectura: 10 minutosInversiones millonarias que podrían tener un impacto en los costos de hasta un 5%, y estrictos protocolos para la atención de los colaboradores, clientes y proveedores, son las armas principales con las que las empresas combaten a la COVID-19.

Desde que inició la pandemia, el sector productivo del país acató las disposiciones de las autoridades sanitarias, que incluyen el uso de mascarillas, desinfecciones, distanciamiento social y teletrabajo, entre muchos otras. De esta manera, mantienen sus actividades y disminuyen hasta donde sea posible la pérdida de empleos.

Justamente el viernes anterior, los presidentes de las cámaras empresariales tuvieron una reunión virtual con representantes del gobierno, y entre otros asuntos, se acordó apoyar las acciones gubernamentales de crear conciencia en la población para que tome conciencia y evite al máximo el contagio. A cambio, las autoridades prometieron a los empresarios que no habrá más cierres.

Los empresarios estuvieron de acuerdo y a la vez señalaron el esfuerzo realizado por incorporar los protocolos sanitarios desde antes que se anunciara el primer caso, en marzo.

“Es importante que tengamos capacitaciones y que entre las empresas señalemos casos de éxito que puedan ser seguidos por otros para minimizar la cantidad de contagios”, dijo Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores, quien participó en dicho encuentro.

La jerarca reseñó que el sector que representa ya tenía incorporados muchos elementos debido a las estrictas normas que debe implementar para poder enviar sus productos al extranjero.

Sin embargo, reconoció que la incorporación de nuevos procesos y compra de productos como mascarillas, alcohol en gel y la adaptación de los centros para el empaque los productos, aumentó los costos hasta en un 5%.

Por su parte, los restaurantes laboran desde hace mucho bajo estrictas normas de higiene. Sin embargo, las medidas de distanciamiento, entre otras, los obliga a ser más cuidadosos.

“En la medida que todo el mundo cumpla con sus responsabilidades, la tasa de infección de reducirá al mínimo. Los negocios no son áreas de contagio pues las empresas cumplen con los protocolos, y si hay que ajustar los pernos para intensificar las medias, pues lo haremos”, sostuvo Jorge Figueroa, presidente de la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines (Cacore).

En El Observador presentamos varios ejemplos de los protocolos que ejecutan los siguientes sectores con el fin de que la actividad productiva continúe adelante.

Sector construcción

Constructora Meco organiza constantemente charlas de sensibilización a sus operarios.

El control de la pandemia de un sector con mano de obra intensiva como lo es la construcción es complejo, principalmente el distanciamiento social y por la movilidad de los lugares de trabajo.

En una empresa como MECO, por ejemplo, existe un plan que incluye además de suministrar tapabocas y caretas, se adaptaron tuberías en camiones, contenedores de agua y otros elementos para que los colaboradores se pueden lavar las manos de manera periódica. En cada frente de trabajo se entrega insumos para que los colaboradores antes y después del uso de las herramientas realicen su respectiva desinfección.

Para cumplir con el distanciamiento social se organizan las cuadrillas y lugares de trabajo en burbujas laborales, donde se busca disminuir el contacto entre los colaboradores, para lo que se tuvieron que adaptar comedores, horarios de consumos de alimentos, formas de transporte y logística en la ejecución de obra, con el fin de minimizar el contacto entre colaboradores.

Además, se han implementado medidas para la convivencia en casa de habitación de trabajadores y traslados de casa al trabajo, explicó Xiomara Moya, Gerente de Seguridad y Salud en el Trabajo de Meco.

“Cuando se han presentado casos positivos la empresa ha realizado todas las investigaciones de los nexos epidemiológicos y aislado voluntariamente a todos los contactos para evitar que estas personas continúen laborando”, añadió.

En cuanto a los costos, se hizo una inversión inicial de más de $100 mil, que contempló cambios en infraestructura y organización en el trabajo, más los costos asociados que son de alrededor de $11 mil por mes.

Sector agroindustrial

 

Los colaboradores de la planta B&C reciben una capacitación constante con el fin de minimizar los contagios.

Pese a varias denuncias contra plantas del sector agroindustrial por no respetar las medidas sanitarias, existe una buena cantidad de empresas que cumple con los protocolos exigidos por el Ministerio de Salud.

La tarea es más compleja en las plantas empacadoras, aunque debido al cumplimiento de certificaciones para exportar, muchas ya las venían cumpliendo. En B&C Exportadores, se hicieron reformas en la planta física, al personal se le mide la temperatura antes de ingresar y deben anotarse en la entrada; además se les proporciona ropa blanca, botas y mascarillas. Se instaló rotulación especializada, lavatorios y hay procesos constantes de desinfección.

Los trabajadores están separados con divisiones y se establecieron burbujas de trabajo en tres turnos, de modo que, si se detecta algún contagio en un turno, no se afecte el trabajo de los demás. Entre turno y turno hay media hora de espacio en el que se desinfecta la planta, comentó Laura Bonilla, propietaria de la empresa.

Bonilla indicó que muchas empresas del sector han hecho inversiones en microbuses para el traslado de personal y así evitar que viajen en el servicio público de autobuses. También se le pagan pruebas a los casos sospechosos, lo cual genera un alto costo.

En resumen, el costo de producción por unidad aumentó alrededor de un 5% por las medidas tomadas, aseguró la empresaria.

Sector Hotelería

La educación y capacitación al personal que atiende a clientes es fundamental en un negocio como el hotelero.

Así lo estableció el hotel Casa Turire, en Turrialba, a la vez que preparó los protocolos de higiene y limpieza adaptados a los nuevos lineamientos. Esto incluyó reacomodar las zonas para respetar el distanciamiento, como el restaurante, además de enviar a los clientes los lineamientos a seguir antes de hacer su visita.

“Hemos tenido la suerte de que la gente nos ha apoyado en todos estos meses, visitándonos y ayudándonos a respetar todas las indicaciones. Los colaboradores también han tomado conciencia de la importancia de cuidarnos todos para poder seguir operando”, manifestó Jana Daigle, gerente general del hotel.

Los costos de implementación en todas las áreas, incluida la finca generó un aumento de ¢400 mil por mes, principalmente en la compra de productos de limpieza, desinfección y protección personal para los empleados.

Sector entretenimiento – Cines

Tras presentar los protocolos sanitarios este viernes, más de 110 salas de cine recibirán al público de nuevo. No solo se cumplirán los requerimientos pedidos por el Ministerio de Salud, sino que se añaden más detalles que sobrepasan lo solicitado.

Si bien la actividad tenía permiso para operar desde mayo, la restricción vehicular limitada hasta las 7 p.m. y en algunos casos, 5 p.m., hacía imposible que pudiera llevarse a cabo en un horario atractivo.

Entre los aspectos más destacados está la desinfección de espacios, distanciamiento social en que se trata de que las personas lleguen acompañadas por miembros de su propia “burbuja” y un orden preestablecido por filas para abandonar la sala al final de la película.

“Los protocolos que hemos diseñado tienen la intención primordial de proteger y cuidar al personal de las salas de cine y sin duda a quienes nos visitan y que nos favorezcan con acompañarnos. En esta oportunidad distribuidores y salas de cine queremos mostrar el compromiso con todos en materia sanitaria y obvio esa experiencia de ver una película, en un trabajo que hoy nos reúne a todos”, dijo Luis Carcheri, presidente de la Cámara de Distribuidores y Exhibidores Cinematográficos de Costa Rica y representante del Cine Magaly.

Sector Retail

Uso de mascarillas y limpieza constante de todos las cajas y todas las superficies ha sido norma en todos los supermercados.

Si es difícil controlar al personal en cantidades importantes, mucho más complicado es cuando se trata de un mercado masivo de clientes, como ocurre con la cadena Walmart.

En todos los establecimientos se instalaron puestos para aplicar alcohol en gel para las manos y desinfectante para los carritos de compra y se vigila para que no entre nadie que presente síntomas del coronavirus. Se demarcaron las áreas donde se debe hacer fila para que los clientes guarden la distancia debida.

También se estableció un horario especial de atención para los adultos mayores y se fortaleció el servicio de compra a domicilio con el fin de que los clientes eviten salir de sus casas.

Todos los colaboradores utilizan mascarilla de tela y cuentan con un manual sobre cómo utilizarla correctamente. Se instalaron pantallas acrílicas en las cajas como barrera de protección, y se dispusieron horarios de alimentación para evitar aglomeraciones en el comedor.

“Con la implementación de las medidas ganamos y nos protegemos todos. Nuestro fin es que los clientes se sientan tranquilos y seguros en nuestras tiendas”, dijo Mariela Pacheco, subgerente de Asuntos Corporativos de Walmart.

Sector Restaurantes

Los restaurantes ofrecen opciones para que las personas no tengan contacto con el personal del mostrador.

Bajar el aforo al 50% en los restaurantes, controlar el acceso de todas las personas que ingresan y promover las compras en línea son las principales medidas adoptadas por muchos restaurantes, en especial los de comida rápida, que son los que tienen mayor aglomeración de clientela.

En McDonald’s se instalaron también acrílicos en las ventanillas del Automac y en las cajas del mostrador, además de promover el pago sin contacto acercando el datáfono al cliente.

Se han instalado pedales en las puertas de entrada del restaurante y de baños con el cual, las personas pueden abrirlas sin tener que tocar la agarradera. No obstante, las mismas se encuentran en constante limpieza, señaló Wendy Madriz, Supervisora de Comunicaciones de Arcos Dorados Costa Rica, franquicia que opera la marca.

“También, hemos percibido que la utilización de nuestros kioscos digitales se ha convertido en una gran herramienta en estos tiempos de pandemia, ya que, al solicitar la orden por este medio, las personas minimizan el contacto con nuestros colaboradores, lo que le da tranquilidad a la hora de visitar nuestros restaurantes. Para una mayor tranquilidad, y como parte de nuestros protocolos de limpieza, los kioscos de autogestión se están higienizando cada 15 minutos”, añadió Madriz.

Sector financiero

Coopecaja ha hecho donaciones de mascarillas a diferentes organizaciones, como el Colegio de Médicos.

Conscientes de la necesidad de tener un vínculo cercano con el cliente, las entidades financieras activaron protocolos especializados para que la estadía segura de sus visitantes.

Coopeservidores, por ejemplo, provee a su personal del equipo de protección necesario y además desarrolló unos 20 protocolos en temas como limpieza y desinfección, actuación ante presencia de caso sospechosos o confirmados en las instalaciones, uso y mantenimiento de caretas, mascarillas y alfombras, atención para contratistas y proveedores, uso de vehículos, reuniones, capacidad de salas y comedores en las sucursales, entre otros, comentó Nancy Vega, directora de Gestión Humana de Coopeservidores.

Las instituciones financieras también establecieron protocolos para el distanciamiento físico. En Mucap, por ejemplo, se ha implementado el teletrabajo en las áreas administrativas y se han tomado las medidas para que el aforo de las oficinas no sobrepase el 50%.

Tener informados a los clientes de previo y a su llegada a la oficina es primordial para lograr su colaboración y apoyo a las medidas.

También hay espacio para la responsabilidad social.

Un ejemplo es Coopecaja, que lanzó la campaña Protección con la donación de más de 112 mil mascarillas reutilizables distribuidas en todo el país entre sus asociados, familiares y personal con alto riesgo de contagio, además de entregar productos de protección a poblaciones vulnerables, como niños y ancianos. También, apoya a pymes de mujeres cooperativistas para que confeccionen mascarillas, comentó Sujeyny Gamboa, Jefe Relaciones Corporativas de Coopecaja.

Industrial automotriz

La empresa Matra sigue estrictos protocolos sanitarios para continuar brindando sus servicios.

Medidas de higiene, desinfección y distanciamiento en las agencias de exhibición y en sus establecimientos Autopits, además de teletrabajo para los colaboradores que tienen la posibilidad de hacerlo, fueron las primeras medidas puestas en práctica por el Grupo Q, una vez iniciada la pandemia.

En caso de que un colaborador de positivo con Covid19, se procede con su aislamiento, se rastrea a las personas con las que tuvo contacto y se cierra temporalmente su área de trabajo, mientras se desinfecta, comentó Harvey Wills, Director comercial y de Mercadeo Regional de Grupo Q.

En la atención al público, se busca evitar las aglomeraciones. En Chevrolet Costa Rica, solo se permite un máximo de dos personas por núcleo familiar, para garantizar el distanciamiento de 1,8 metros dentro de la sucursal, comentó Asly Anchía, Gerente de Mercadeo Regional de Chevrolet Costa Rica.

Además de promover la salud de los colaboradores y contribuir a mitigar la propagación del virus, en Bridgestone están conscientes de que entre los objetivos debe asegurarse la fortaleza empresarial en el corto plazo y tener una sólida recuperación posterior a la crisis, así lo afirma Jorge Bayona, Country Manager de América Central Bridgestone.

La implementación de protocolos no ha impedido mantener el suministro suficiente de productos para sus distribuidores y clientes.

Por su parte, la empresa Matra ha invertido alrededor de $24 mil en la implementación de todas las medidas de higiene, las cuales se cumplen en estricto apego y con información oportuna a sus colaboradores.

Mediante la información, sensibilización y educación a nuestros colaboradores, estamos seguros que podemos impactar de manera positiva a sus familias, comunidades y aún más allá, con buenas prácticas e información correcta, dijo Diego Chaverri Herrera, encargado de Salud Ocupacional de Matra.

Otros sectores

Otros sectores y pequeñas organizaciones también cumplen las medidas sanitarias. En la Clínica Tridoderma, especializada en el tratamiento del cabello, se tiene un control estricto con los pacientes desde antes de ingresar a las instalaciones.

Se desinfectan frecuentemente los espacios comunes, superficies y los espacios e indumentaria que están directamente relacionados con la consulta como sillas o camillas. Al ingresar a consultorios, nuestros pacientes se desinfectan sus zapatos con una solución especial, explicó Mauricio Mora, médico dermatólogo y dueño de la clínica.

“Nuestros pacientes agradecen mucho los estrictos protocolos que tenemos en medio de la pandemia, se sienten seguros y saben que las medidas aplicadas son en beneficio de ellos mismos”, manifestó.

Por su parte, el Proyecto Daniel, una organización sin fines de lucro que ayuda a adolescentes con cáncer, mantiene su labor de apoyo a los pacientes aún en tiempos de pandemia.

Además de cumplir los protocolos de rigor entre los colaboradores, a los pacientes se les apoya con paquetes de mascarillas, jabón líquido y alcohol en gel para que usen cuando tienen que asistir a sus consultas y tratamientos médicos.

“También a las familias de pacientes de escasos recursos y que se han visto afectados por la pandemia se les ha beneficiado con tarjetas de regalo para la compra de comestibles. Con esta modalidad evitamos las visitas y el contacto directo con esta población vulnerable ante el COVID-19”, contó Ligia Bobadilla, presidenta y fundadora de Proyecto Daniel.

Desde que comenzó la pandemia, en los centros de estudio se continuaron las clases en forma virtual. La Universidad Cenfotec, como muchas otras, permite que todos los trámites de los estudiantes se hagan en línea con el fin de que no deban trasladarse a la universidad.

Más que gastos, ha sido un reto proveer de herramientas tecnológicas a los colaboradores para que puedan hacer su trabajo: conexión de internet, licencias para colaboración, pago de recibos telefónicos, además de compra de alcohol en gel, desinfectantes, guantes, toallas desechables, etc. para el personal que si hace trabajo presencial como servicio de limpieza y seguridad, señaló Paula Brenes, directora de Mercadeo y Ventas de Universidad Cenfotec.


Traducir artículo

Últimas Noticias

Una futbolista española le dio la espalda al homenaje a Maradona

Paula Dapena, de 24 años y jugadora del club Viajes Interrías FF (3ª división femenina española), se negó a...

¿Cómo piensan los ricos?

Carlos Peña para El Observador En las pasadas semanas he venido reflexionando en la forma en que las personas millonarias...

“Lo barato sale caro”: lo que debe preguntar antes de hacerse una cirugía estética

En lo que va del año, el Colegio de Médicos y Cirujanos (CMC) tiene registradas 10 denuncias por mala...

Plantas de interior que siempre tienen flor

Doctora Plantas para El Observador Si usted es de las personas que le encantan las flores, entonces tome nota y...

Noelia Vargas rompe su propia marca nacional en 10 mil metros marcha

La marchista Noelia Vargas se venció a sí misma, al imponer este domingo una nueva marca nacional en 10...

El tarot: revise aquí su signo zodiacal para esta semana

Francisca Sepúlveda para El Observador Revisa tu signo zodiacal y conoce el consejo del tarot para los próximos siete días. *El...

Recomendadas

Le podría interesarRELACIONADAS
Recomendadas para usted


Traducir artículo

Cached: Sun Nov 29 2020 16:40:26 GMT-0600 (Central Standard Time)