Luis Carlos Fournier, invertir
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Luis Carlos Fournier para El Observador

Para concluir nuestra serie sobre el libro de Cary Siegel “¿Por qué no me enseñaron esto en la escuela?” les traigo cinco consejos rápidos.

Estos consejos están relacionados a diferentes situaciones de la vida y que nos pueden guiar en nuestra misión de usar el dinero de la mejor manera siempre a nuestro servicio. Cary presenta 26 “Quick Tips”; yo aquí he escogido 5 que considero relevantes pensando en situaciones que he observado y en las conversaciones que he participado.

Primer consejo: Si alguien les ofrece pagar una gran boda, tome el dinero

Si tienen la suerte que alguien les ofrezca pagar por su boda, pidan la plata.

Cary tiene estas razones:

  1. La boda es un día mientras que el dinero le puede servir para iniciar su futuro.
  2. Usted puede tener una boda memorable con un presupuesto menor. Incluso podría contratar los servicios de una firma de planificación de bodas para obtener la guía y los descuentos que consiguen de proveedores.
  3. Este uso alternativo del dinero para la boda sería el primer compromiso de la pareja con su filosofía para la administración de sus finanzas.

Según Cary, durante el proceso de planificación de una boda se puede aprender mucho sobre la filosofía del manejo del dinero de su pareja y coincido con él. Así que presten atención a las señales.

Segundo consejo: Aléjense de los programas de mercadeo multinivel como si fuera la plaga (o la Covid-19)

En algún momento se les acercarán amigos, conocidos o familiares a ofrecerles participar en una “oportunidad única” para comercializar un producto o servicios con “gran potencial de venta” debido a las características del producto o servicio que “se vende solo”.

Lo cierto es que en estos esquemas la plata se hace reclutando personas para comercializar el producto o servicio. Para algunos, de seguro, será un buen negocio, para la mayoría significará una pérdida de dinero, de tiempo y tal vez hasta de amistades.

Tercer consejo: Conserve su carro hasta que ya no pueda más

Aunque sea tentador, no compre carros nuevos regularmente. Cary nos cuenta sobre el amor de los estadounidenses con sus carros y de la necesidad que tienen de cambiar de carro casi cada 3 años. También opina que, debido a que los carros cada vez más son hechos para durar no hay necesidad de cambiarlo tan seguido y que debido a su costo debería ser algo que uno puede conservar durante más tiempo.

En Costa Rica, además, existen muchas facilidades para comprar carro a través del endeudamiento, lo que hace que se convierta en casi una deuda eterna pues se va renovando el financiamiento con cada nueva actualización del modelo del carro.

Este consejo, se puede asociar con otro que nos da Cary y que voy a incluirlo aquí y es el de leer el manual de nuestro carro completo y darle el mantenimiento adecuado para que eso nos ayude a conservar su buen estado más tiempo.

En el 2001, conocí a don Carlos, él es uno de los financieros más creativos del país y ha diseñado productos financieros y armado (estructurado le decimos en finanzas) negocios de inversión millonarios y gestionado grandes portafolios de inversión. Cuando lo conocí manejaba un pick up modelo 90s (o anterior) y estaba en perfecto estado, si él hubiera querido, estoy seguro, habría podido comprar un carro del año. Lo volví a ver muchos años después ¡tal vez 10! todavía conservaba su carro y seguía en buen estado operativo. Aún admiro eso de él, ¡tenemos que ser más como don Carlos!

Cuarto consejo: Está bien comprar medicinas y productos de consumo genéricos

Cuando la comparación de los ingredientes de los productos sea muy similar decídase por comprar productos genéricos o los de la marca del supermercado. En muchas ocasiones estos productos genéricos o de marca privada son manufacturados por las mismas compañías que hacen los de marca más conocida o popular.

Yo he hecho la prueba y se van a sorprender de los ahorros que pueden tener. Así que cuando haga sentido, es decir, que los contenidos nutricionales e ingredientes son similares, compren genérico.

Quinto consejo: Lleve su almuerzo al trabajo las veces que pueda

Cary nos dice que debemos hacer esto con frecuencia sin dejar de lado las oportunidades de relacionarnos con las otras personas con las que trabajamos y que además vamos a ahorrar dinero. Yo empecé a hacer esto porque me puse a dieta y descubrí los ahorros que se pueden hacer además de los buenos hábitos alimenticios que se aprenden. Hagan la prueba.

Finalmente, es importante recordar que la responsabilidad del manejo del dinero es solo nuestra y de nadie más. Entre más pronto nos demos cuenta de esto y asumamos el trabajo necesario para administrar nuestras finanzas mejores decisiones vamos a tomar y dejaremos de considerarnos víctimas de las circunstancias.


Traducir artículo