Volver

Sistema electoral

Grandes perdedores

¿Siempre gana el candidato presidencial que recibe el mayor número de votos?

No siempre. A la fecha, se han registrado cinco elecciones presidenciales en las que el ganador no recibió la mayoría del voto popular.

El primero fue John Quincy Adams durante las elecciones de 1824 y el caso más reciente ocurrió en el año 2016 en la contienda presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton.

¿Por qué ocurre esto?

La respuesta a esto está en el sistema de “colegio electoral”. Los autores de la Constitución de Estados Unidos procuraron crear un sistema que equilibrara los intereses de los 13 estados que existían en ese momento y del pueblo estadounidense.

Los votantes elegían a los miembros de la Cámara de Representantes, pero las legislaturas estatales (también elegidas por el pueblo) elegían a los senadores de Estados Unidos. Y los estados enviaban delegados a un organismo, el colegio electoral, que elegía al presidente y al vicepresidente.

Posteriormente, los estadounidenses enmendaron la Constitución para que el sistema fuera más democrático. A partir de 1913 el pueblo comenzó́ a elegir directamente a los senadores. Y si bien el colegio electoral todavía elige oficialmente al presidente, el pueblo es el que elige a los miembros del colegio electoral.

Grandes perdedores

En 1824 se da el primer caso en que pierde el candidato con más votos, sin embargo, todavía la elección no recaía en el pueblo. Las elecciones presidenciales de 1876, 1888, 2000, y 2016 dieron como resultado un ganador Electoral que no recibió la mayoría de los sufragios en las elecciones presidenciales.

Como dato relevante, Andrew Jackson fue el fundador del partido Demócrata. Los siguientes cuatro candidatos que corrieron la misma suerte han militado en el mismo partido.