Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Las denuncias por asaltos, robos, hurtos y tachas de vehículos disminuyeron significativamente durante la emergencia nacional por el coronavirus.

Entre el 6 de marzo – día en el que se confirmó el primer caso positivo de la enfermedad en el país – y el 20 de abril de 2020, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recibió 3.820 quejas por los denominados delitos contra la propiedad. Representa una reducción del 44% respecto a las 6.789 denuncias registradas en el mismo periodo, pero de 2019.

La analista criminal del OIJ, Marjorie Sibaja, explicó que la tendencia a la baja obedece en su mayoría a las disposiciones anunciadas a raíz de COVID-19.

“Se atreve la suscrita, a responsabilizar en gran parte al fenómeno de la pandemia del coronavirus, como el ‘efecto-causa’ de las medidas sanitarias tomadas, al exigir y concientizar a la población, a que prefiera no salir de su lugar de habitación”, escribió la funcionaria en un informe, solicitado por El Observador.

Para prevenir la propagación de la enfermedad respiratoria de alto contagio, el Gobierno ha establecido restricciones en el tránsito de vehículos y el ingreso de turistas extranjeros al país; al tiempo que limitó la capacidad de comercios y su horario de atención.

Sibaja subrayó que es necesario esperar al menos un semestre para comparar de nuevo las variables y su comportamiento, y así dar confiabilidad y validez sobre la actividad delictiva.

El Ministerio de Salud informó este lunes 4 de mayo de 742 casos positivos de coronavirus; de los cuales seis fallecieron mientras que otras 399 se recuperaron.

OBSERVE MÁS: Confinamiento por coronavirus sube el riesgo de violencia intrafamiliar

Homicidios y violaciones también disminuyeron

En el periodo en cuestión además se registró una baja en la cantidad de denuncias por delitos contra la vida, homicidios y violaciones.

Los asesinatos pasaron de 71 entre el 6 de marzo y el 20 de abril de 2019, a 50 entre el mismo lapso de 2020. Ello significa una reducción del 30%.

La analista criminal Marjorie Sibaja destacó que las muertes por “ajustes de cuentas” entre bandas de delincuencia organizada se mantienen en aumento desde inicios de año.

En el caso de las violaciones, se reportó una disminución de 35%, luego de que se pasara de 64 denuncias el año pasado a 35 en el presente.


Para ese delito sexual, la funcionaria detalló que existen varios escenarios que impiden justificar que se presente una baja más allá de las quejas interpuestas.

Uno de ellos es el ofensor de desconocidos, que podría tener mayores dificultades para encontrar a una víctima debido al aislamiento social o tener temor a ser contagiado por una persona. Aún así, este tipo de victimario se divide en dos:

  1. organizado: que no tratará de exponerse para cometer el ilícito, pero que ante la abstención de su necesidad de satisfacción sexual, podría incurrir en error y atacar; incluso de aumentar su enojo hasta matar a su víctima
  2. desorganizado: que podría aprovecharse de la poca cantidad de transeúntes para atacar o que podría tener miedo a ser aprehendido con mayor facilidad.

Esas posibilidades no deberían de representar cambio alguno para un violador que agrede a conocidos o familiares, expuso Sibaja.

“Si bien es cierto han disminuido los casos, no se puede adjudicar la disminución de las denuncias al fenómeno del COVID-19 como el agente benefactor; sino más bien, al no salir a la vía pública a delinquir, que al parecer es una variable atenuante por decirlo así. Pero eso no quiere decir en lo absoluto que no se comentan los delitos, dado a que cualquiera de éstos a verbigracia puede ocurrir dentro de las mismas familias e incluso no ser denunciadas”, recalcó la analista.

OBSERVE MÁS: Denuncias por agresiones contra niños se mantienen en medio de la emergencia nacional


Traducir artículo