El Problema no es La Cali

Escuchar este articulo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Nayuribe Vargas Briceño/ Consultora en Comunicación

Hoy lamentamos profundamente la muerte del joven estudiante Marco Calzada, víctima de un asalto en la entrada del Barrio Chino, en San José.  Este hecho se suma al acontecido en días anteriores, cuando Manfred, un joven de 22 años, perdió la vida en iguales circunstancias en Cuesta de Mora, camino a la parada de buses después del trabajo.

La inseguridad no tiene horario ni lugar y es reflejo de la urgencia que tiene el país en aplicar políticas públicas integrales de seguridad, que van más allá de operativos o cierres calles. El miedo a ser víctima se da en todas partes, dentro y fuera del Gran Área Metropolitana, tal como lo vemos en las cifras que las autoridades difunden en los noticieros.

Limitar la actividad comercial del Barrio La California, únicamente afectaría el trabajo de cientos de personas y dejaría la zona solitaria, lo cual paradójicamente, extendería el peligro. Además, hoy es La Cali, mañana es otra zona.  Las 24 horas del día las personas transitan por nuestra capital, no solo los clientes de bares, también ciudadanos que regresan o se dirigen al trabajo.

El problema no es La Cali, o acaso olvidamos a todas las víctimas del hampa en todo el país, como el caso de Roberto Rivera quien murió en manos de asaltantes en su casa en playa Brasilito, Guanacaste. Es urgente que los ciudadanos nos sintamos seguros en todo el país, saliendo de un Bar, el trabajo, el Supermercado o la U.

La situación es más profunda y compleja, el cuerpo policial ejecuta las tácticas que responden a las estrategias y políticas de seguridad de sus superiores. ¿Cuál es la propuesta de Políticas Públicas de Seguridad? ¿Qué políticas de prevención se están implementando? ¿Han mejorado las condiciones con las que trabaja el cuerpo policial? ¿Existe un plan de diseño urbano de la mano de Políticas Públicas de seguridad enfocado en los transeúntes? ¿A partir de los datos de la vigilancia con cámaras, se han tomado decisiones estratégicas?

Uno de los sospechosos de matar a Marco es un adolescente de 14 años ¿acaso este no es un indicador suficiente, que refleja el abandono de un sector de la población? que urge un abordaje integral de Políticas Públicas que van más allá de operativos policiales afuera de los bares.

Como vecina del Barrio La California, reitero el agradecimiento y apoyo a la fuerza pública por resguardar la seguridad de la zona, no obstante es necesario que los tomadores de decisión contemplen medidas preventivas integrales, tal como se aplican en otras ciudades que han logrado reducir la criminalidad en sus calles.


Traducir artículo

PUBLICIDAD.