Escasez de recolectores de café preocupa en Zona de los Santos, donde dependen de la cosecha

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

La Zona de los Santos necesita más de 33 mil recolectores de café para el inicio de la cosecha que se preveé para principios de noviembre. Sólo Coopetarrazú, principal cooperativa de la Zona, requiere 14 mil personas que trabajen en las fincas cafetaleras.

En la base de datos de Coopetarrazú se registran cerca de 3 mil recolectores; esto abarca un 22% de la totalidad que se requiere. Sin embargo, los productores de café están preocupados ya que todos quieren recoger su cosecha pero no quieren que nadie más se enferme.

Los indígenas binacionales Ngöbe-Buglé son un gran aporte para la mano de obra cafetalera, ya que usualmente más de 7 mil personas cruzan la frontera y estos se reparten por toda la Zona de los Santos.

Alonso Chacón es el presidente del Consejo de Administración de Coopetarrazú, pero además es un pequeño productor de la Zona, el cual heredó un pedacito de tierra fértil para la producción de café. “Hoy me ayuda a vivir y asistir a mi familia; ya son 35 años de trabajarlo”, aseguró.

La altitud de la Zona de los Santos permite que el café que ahí se cosecha sea de muy alta calidad. (Cortesía)

OBSERVE MAS: Indígenas Ngöbe-Buglé entrarán a Costa Rica para cosecha de café bajo estrictas medidas sanitarias

Reactivación de la economía

A inicios de julio el Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) registró a 12 mil interesados para trabajar como recolectores del grano. La pandemia por COVID-19 y el cierre de fronteras ha hecho que la mano de obra nicaragüense no sea la misma de antes.

El decreto de arraigo que permite trabajar en labores agrícolas a migrantes que hayan ingresado y permanecido en el país entre el 15 de enero de 2016 y el 15 de enero de 2020, será parte de las soluciones para aumentar el número de recolectores para este año tan atípico.

El Ministerio de Salud permitió el ingreso de los indígenas Ngöbe-Buglé bajo estrictos protocolos sanitarios lo cual también aporta a que la economía de la región de los Santos se reactive y prospere.

“En el caso de la zona de Tarrazú, la cosecha de intensifica a partir de noviembre, vamos a febrero e incluso hasta marzo. Está claro que lo que se recoge en cuatro o cinco meses equivale a la economía de un año y es lo que da sustento a toda la Zona de los Santos”, aseguró Carlos Vargas, gerente general de Coopetarrazú.

La logística de la recolección de café es compleja y requiere de un trabajo arduo sin descanso los siete días de la semana. Es un proceso que se da en muy poco tiempo, provocando pérdida total de la cosecha al no tener a los recolectores requeridos.

Gran parte de los asociados a Coopetarrazú dependen exclusivamente de la actividad cafetalera, de ahí la importancia de una cosecha oportuna. Son 5 mil asociados de los cuales un 90% lo conforman pequeños productores de café.

Los interesados en trabajar como recolectores de café en la cooperativa pueden llamar a la central telefónica 2546-8600 o escribir al WhatsApp 8937-6006. Asimismo, pueden acceder al formulario que se encuentra disponible en la página oficial del Icafé.

Finca de la familia Bonilla, productores de café en Tarrazú, donde se muestra a las familias indígenas Ngöbe-Buglé en época de cosecha 2019. (Cortesía)

OBSERVE MAS: Gobierno crea formulario en línea para que ticos se apunten a la recolección de cosechas


Traducir artículo

El periodismo me acerca a las realidades más puras y crudas de la sociedad. Mi único deseo es proyectar esa información a través de las letras e ir cambiando al mundo una nota a la vez.