Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Jessica Hoffmaister para El Observador

¿Ha visto la película Los Increíbles? Hay una escena donde La Mujer Elástica (La mujer increíble) ha entrado en colapso por que sabe que su marido le ha estado mintiendo, se imagina que le es infiel y entra en depresión, buscando el consejo de Edna Moda.

Edna le da una dosis de realidad, una fuerte sacudida a sus ideas mentales, le aclara que su marido solamente ha regresado a ser el hombre increíble que era cuando lo conoció. En dicha escena Edna le recuerda, a manera de regaño le dice “Eres elasticgirl, mírate, que no olvides quién eres tú, ahora ya sabes, enfrenta el problema”

¿De qué se trata todo esto?

Hombres y mujeres nos construimos ideas mentales de las relaciones de pareja, generalmente colocamos expectativas en el otro, algunas coinciden con la realidad de la persona que tenemos al lado, otras resultan tan pesadas o imposibles que provocan el colapso de la relación.

Muchos vínculos emocionales son gestionados por sistemas de pertenencia y control, “si estás a mi lado soy feliz”, y si la pareja me falla o me miente la vida se derrumba.

Pero más allá del otro, ¿le ha pasado que “se ha perdido” en un vínculo afectivo y se ha olvidado de usted? ¿Ha dedicado sus energías y enfoque a controlar al otro? Ha considerado ¿si estoy solo o sola, no voy a ser feliz?

¿Quiénes somos? Estirémonos

Recordar quiénes somos, qué queremos y que nos hace diferentes nos permite cultivar el amor propio y resignificar los vínculos afectivos desde ahí. Desde la libertad de lo que somos.

¡Reaccionemos! Ser como la mujer increíble es reconectar con nuestro “super poder personal”

Dejemos de crear relaciones como si estos fueran sistemas de control que determinan nuestra felicidad o infelicidad. Ame en libertad.

Estirarse es salirse de la zona cómoda. Reconocer, “esto que siento, pienso y vivo es consecuencia única y absolutamente de mis decisiones personales”. Lo que he decidido sentir, cómo he decidido reaccionar y cómo he decidido vivir. ¿Incómodo? Si, es mucho más fácil responsabilizar al otro.

Estirarse es crecer, es aprender de uno mismo. Reconocer los atributos personales y amarnos a plenitud. Se dice fácil, pero es una tarea de todos los días, el auto sabotaje puede convertirse en un deporte extremo. Para ello, algunas opciones:

  1. Identifique sus atributos personales y escríbalos. Irán apareciendo uno a uno, puede agregar nuevos atributos todos los días.
  2. Léalos diariamente, recuerde ¿quién es Usted? ¿qué le hace especial? Defina lo que le determina.
  3. Agradezca por ellos, reinvéntelos, hágalos crecer.
  4. Genere su propio mantra… en momentos de crisis, cuando se encuentre a punto del sabotaje, genere alguna frase que le enlace con el maravilloso regalo de ser Usted mismo, Usted misma. El mío (y de mis amigas) por un tiempo más a manera de juego y como un recordatorio siempre es “eres elasticgirl”.

Amar es revolucionario…Amarse a usted misma aún más.

Jessica Hoffmaister
Jessica Hoffmaister


Traducir artículo

Blog