Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 4 minutos

Tras diversos atrasos, este miércoles está programado el inicio del juicio en contra del alcalde San José, Johnny Araya, y los exfuncionarios judiciales Celso Gamboa y Berenice Smith, por aparente tráfico de influencias.

El jerarca de la municipalidad más grande del país expresó su preocupación por la fecha en la que se fijó el juicio; ya que en cuestión de 10 días buscará ser reelecto.

“Un poco sorprendido por la fecha en la que se fijó este debate, muy pocos días antes de las elecciones (a realizarse el 2 de febrero de 2020). Realmente me preocupa porque ese no era el rol en que se estaban definiendo los juicios y de repente aparece metido un poco forzado un juicio a 10 días de las elecciones, cuando yo soy candidato”, asguró esta mañana a El Observador, antes de ingresar a la sala 2 del Tribunal Penal del Segundo Circuito en Goicoechea.

“Me parece que lesiona mis derechos de poder ejercer esa candidatura plenamente, justo en la etapa final de la campaña”, dijo el gobernador josefino.

La exfiscala Berenice Smith también es acusada de participar en la trama de tráfico de influencias. Hoy al arribar a tribunales. (Paulo Villalobos/El Observador)

Araya es acusado junto al exministro y exmagistrado Celso Gamboa y la exfiscal Berenice Smith, del supuesto delito de tráfico de influencias. Hoy aseguró que demostraría su inocencia y evitó ahondar en detalles de su defensa legal.

Pasadas las 8:30 a.m. el debate no había comenzado, a pesar de que fue programado para las 8:00 a.m.

Aunque en un inicio las autoridades del Poder Judicial informaron de tres personas, solo hay un juez, Yanan Chacón. De hecho, la conformación y el nombramiento del juez genera diferencias y un conflicto en el inicio del juicio.

José Pablo Miranda es el representante del Ministerio Público y Federico Quesada el de la Procuraduría General de la República.

OBSERVE MÁS: Juicio contra Johnny Araya y Celso Gamboa se atrasa una vez más

Nombre eliminado

El exmagistrado Celso Gamboa sigue siendo cuestionado y acusado en diversos proceso. (Paul Villalobos/El Observador)

El caso en cuestión se abrió en noviembre de 2017, cuando el diario La Nación reveló que la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (Fapta) eliminó el nombre de Araya, de un expediente judicial en el que figuraba.

Lo anterior supuestamente ocurrió en diciembre de 2015, cuando el alcalde aspiraba a mantenerse en el cargo que actualmente ostenta.

En ese momento, el periódico pidió al órgano acusador del Estado corroborar si el jerarca municipal y los demás 604 candidatos a alcaldes tenían investigaciones abiertas. Araya aparecía como imputado junto a otras tres personas en la causa 12-00096-621-PE (de la que se borró el nombre), pero fue sobreseído en julio de 2016.

Celso Gamboa y Johnny Araya con su defensa legal. (Paulo Villalobos/El Observador)

Reiteradamente el alcalde ha asegurado que quien lo denunció, se retractó y luego aclaró que él en realidad era un testigo del caso.

Las presuntas irregularidades en la causa las denunció la jefa de prensa del Ministerio Público, Tatiana Vargas, ante el Tribunal de la Inspección Judicial.

De acuerdo con la periodista, en la aparente gestión para favorecer al alcalde participaron el entonces fiscal adjunto, Celso Gamboa, el asistente de la Fiscalía General, Justo Pastor López, y la otrora fiscala adjunta de Probidad, Berenice Smith.

La designación del juez Yanan Chacón genera conflictos en el inicio del juicio. (Paulo Villalobos/El Observador)

OBSERVE MÁS: Johnny Araya afrontará juicio por tráfico de influencias la semana antes de buscar la reelección

Revocatoria de nombramiento

José Pablo Miranda es el representante del Ministerio Público y Federico Quesada el de la Procuraduría General de la República. (Paulo Villalobos/El Observador)

Por este mismo caso la Corte Plena abrió un proceso disciplinario contra el abogado Celso Gamboa, ya que para cuando trascendió el supuesto tráfico de influencias, él ocupaba una magistratura en la Sala de Casación Penal.

De hecho el 3 de octubre de 2018, los altos jueces acordaron revocar su nombramiento, luego de que se le encontrara responsable de una falta gravísima.

Sin embargo para ese momento Gamboa ya había sido destituido por la Asamblea Legislativa por interesarse “indebidamente” en los asuntos judiciales del importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Ello obligó al jurista a defenderse el 21 de febrero de 2018 ante los diputados, sobre los hechos que se le achacaban.

Sobre el presunto favorecimiento al alcalde Araya, Gamboa manifestó que su involucramiento se debió a un “daño colateral” y una “persecución política”, que según él orquestó la Fiscalía General de la República, para apartar al gobernador capitalino de las elecciones presidenciales celebradas el 4 de febrero del 2018.

Johnny Araya se ha mostrado confiado de que los jueces no encontrarán hechos para condenarlo. (Paulo Villalobos/El Observador)

OBSERVE MÁS: Sala IV rechaza acción de fiscal cuestionada contra concepto incluido en delito de tráfico de influencias


Traducir artículo