Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

La palabra Navidad procede del latín ‘nativita’, que significa nacimiento. La razón de esta fiesta se centra en el nacimiento del Niño Jesús. Por este motivo abarca un mensaje de esperanza, unión, paz y amor.

Para los  niños, estas fiestas navideñas suponen muchos momentos de magia y fantasía. Durante la Navidad se producen diversos hechos muy significativos, como reunir a toda la familia para cenar y compartir momentos únicos. La Navidad es un tiempo o época perfecta para compartir y conectarnos con nuestros seres queridos.

Sin embargo, también, produce estrés y ansiedad en muchos niños. De ahí, la importancia de tener rutinas especiales para la época, no forzar a pasar gran cantidad de horas en los centros comerciales, de todo un poco es especial para los niños. Evitemos excesos. Excesos de compras, de regalos y hasta exceso de cansancio que afectará directamente la relación con nuestros niños, niñas y jóvenes.

Volvamos los ojos, a lo más importante: compartir, hacer juntos papel regalo, jugar amigo secreto, hacer decoraciones navideñas en familia, ver fotos, grabar videos caseros.  Rescatemos el espíritu de la Navidad, que es la esencia de la unión familiar.  Modelamos en nuestros hijos el verdadero significado de la Navidad: amor, unión, compartir, risas. Y no gastos, largas filas, estrés, enojo, etcétera.

Las estrategias

Algunas estrategias para vivir una verdadera Navidad con nuestros hijos e hijas:

  • Hablar con ellos sobre la historia de la Navidad. Lo que piensas varía en función de tu propia experiencia religiosa y actitud espiritual.
  • Simplificar la Navidad, sobre todo en buscar “dar” más que lo que esperamos recibir. 
  • Elegir un juguete para donar a ciertos lugares, o llevar alimentos a familias que lo necesiten. Los niños que observan a sus padres “dar” sin esperar siempre y sobre todo en Navidad, vivirán ellos mismos estos actos en su vida adulta.
  • Elaborar junto a sus hijos sus propias tarjetas de Navidad para toda la familia en lugar de comprarlas.  Esto refuerza los lazos de unión y amor en la familia.
  • Regalar sonrisas y hacer la vida alegre a los que te rodean y no solo en Navidad, sino cada día de tu vida.

Celebremos en grande otro cumpleaños más del Niño Jesús, sembrando en cada corazón de nuestros hijos e hijas el verdadero significado de la Navidad (nacimiento), el AMOR

Natalia Calderón es Neuropsicopedagoga y Entrenadora Disciplina Positiva
Instagram: @natcela
Facebook: Psicopedagoga Natalia Calderón
Tel: 2263-2116
Whatsapp: 8443-9206


Traducir artículo