Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Andrés Alfaro para El Observador

La ropa de compresión empezó a utilizarse en medicina como método de tratamiento postoperatorio hace décadas. Su función era la recuperación de los tejidos musculares y la activación de la circulación sanguínea. 

A inicios de la década de 1990, la ropa de compresión se aplicó al deporte de élite, en disciplinas como el atletismo y la gimnasia. Su objetivo principal era mantener el calor corporal sin sudoración en deportes que requerían fuerza y velocidad.

La ropa de compresión es un tipo de prenda deportiva pegada al cuerpo que presiona nuestros músculos. Esta presión favorece la circulación de la sangre durante el ejercicio (hasta un 40%) y la recuperación post carrera o entrenamiento durante el reposo (hasta un 30%).

También funciona reduciendo de forma significativa la fatiga durante el ejercicio y por eso ayudarnos a minimizar las lesiones.

En estos tiempos utilizar ropa de compresión entre los atletas de diferentes disciplinas se ha vuelto una necesidad por sus múltiples beneficios. La mayoría de los competidores están usando algún tipo de ropa de compresión para sus competencias.

A continuación voy a enumerar varias características de este tipo de ropa deportiva, que nos ayudaran a evaluar sus múltiples beneficios.

Aumenta el flujo sanguíneo

Al existir una presión sobre un área de nuestro cuerpo, esto puede mejorar el retorno sanguíneo al corazón y disminuir la inflamación del músculo, que puede ocurrir con el esfuerzo y el impacto prolongado y así disminuir la fatiga y alguna lesión muscular por el ejercicio.

Conciencia corporal y eficiencia

La ropa de compresión mejora la sensación de la posición de las articulaciones y reduce la vibración muscular en el impacto. Así disminuye la fatiga muscular. 

Al usar ropa de compresión disminuimos la oscilación vertical del músculo, particularmente al saltar o correr, en comparación con cuando no usa este tipo de ropa.

Recuperación

Otro beneficio de las prendas es que pueden ayudar en la prevención de lesiones y mejoran la recuperación del músculo después de un entrenamiento o competencia  prolongados e intensos. 

Beneficios psicológicos

Otra área en la que el equipo de compresión tiene efectos positivos es el beneficio psicológico. A los atletas les gusta cómo se ven y cómo se sienten con las prendas de compresión. Vale la pena señalar que, con toda probabilidad, el beneficio principal que brindan las prendas de compresión es un impulso saludable de confianza en sí mismo

En resumen la ropa de compresión beneficia porque:

  • mantienen el calor corporal
  • reducen las molestias por vibraciones de los impactos realizados cuando corremos
  • mejoran y aceleran la recuperación de los músculos después del ejercicio
  • facilitan la circulación y oxigenación de la sangre en la zona del cuerpo donde se utiliza
  • mejoran el drenaje de las toxinas acumuladas. 
  • ayudan a reducir el riesgo de lesiones y alivian la hinchazón o inflamación
  • aumentan la resistencia del corredor y reducen la sensación de fatiga en carrera
  • ayudan a mejorar la estabilidad y la postura al correr

Andrés Alfaro es entrenador certificado de Ironman y propietario de Just Training
Instagram: @justtrainingcr
Facebook: Just Training by Andrés Alfaro
[email protected]


Traducir artículo