Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Dr. Oscar Robert Escalante para El Observador

Lamentablemente, nuestros perros empiezan su vejez a partir de los 8 años en las razas grandes y 10 años en las razas pequeñas.

Cuando nuestro perro llega a la vejez tenemos que estar más atentos a cualquier cambio en su salud o en su comportamiento para poder atenderlo mejor, ya que su organismo no funciona como lo hacía antes y hay ciertos cuidados extras que debemos brindarle.

Los siguientes son factores que debemos tomar en cuenta durante el envejecimiento de nuestro perro:

Alimentación

Debemos proporcionarle un alimento de fácil digestión y bajo en calorías, ya que su intestino no trabaja como antes y su gasto de energía tampoco es tan alto. Este punto es también muy importante para prevenir la obesidad, que es particularmente dañina en animales viejos ya que disminuye sus expectativas de vida.

Hay que evitar los cambios repentinos en su dieta para no provocarles diarreas. Y, si hay que hacer cambios, estos deben hacerse paulatinamente, al igual que con los cachorros. La cantidad de alimento se puede fraccionar en dos tiempos.

Además, es muy importante no restringirles el agua.

También se debe tomar en consideración que ciertas enfermedades como los problemas renales, cardíacos, diabetes, etc., requieren un manejo especial de la alimentación.

Ejercicio

El perro viejo debe realizar ejercicio diario, sin extremos, ya que el ejercicio extenuante o excesivo puede causarle fallas cardíacas o problemas en las articulaciones y huesos. Lo mejor es una pequeña caminata diaria que le ayudará a que orine y defeque regularmente para evitar problemas de estreñimiento.

Acicalamiento

Es importante el cepillado por lo menos dos veces por semana, ya que nos permite detectar a tiempo cualquier problema de piel o tumores. Además, debemos revisar que no tenga callosidades, las cuales se forman al pasar mucho más tiempo acostado. En estos casos van a necesitar una cama más confortable.

Control médico

Es importante que un perro viejo tenga un control médico de por lo menos 3 veces al año. Como a esta edad sus defensas bajan, es importante mantener el programa de vacunación y desparasitación al día.

Estrés

Se les debe evitar las situaciones que ocasionen estrés, por ejemplo, cambios en la alimentación, cambios en la rutina, ejercicio en exceso, cambios de ambiente entre otros; ya que todas estas situaciones pueden ocasionar que empeoren ciertas enfermedades como la insuficiencia renal crónica y las enfermedades cardíacas.

Muerte digna

Todo perro viejo merece una muerte digna. Muchos perros mueren de forma natural, pero muchos otros llegan a estados deplorables que necesitan de nuestra ayuda para descansar. En algunos casos, por no querer separarnos de ellos, actuamos egoístamente manteniéndolos en estos estados, sin poder caminar, con dolores e incapacidades que no les permite valerse por ellos mismos. Es precisamente, por el amor que les tenemos, que debemos evitar que sufran y ayudarlos a tener una muerte digna.

Es importante aclarar que la eutanasia es un proceso indoloro.

Nuestro perro nos ha dado cariño, protección y alegrías durante toda su vida, así que durante su vejez es nuestro momento de recompensarlo dándole todos los cuidados y cariño que ahora necesita, para que esta última etapa de su vida sea tan placentera como las anteriores.

Clínica Veterinaria Dr. Robert
Tel: 2225-0606
Instagram: @drs.Robert
Web: www.doctoresrobert.com
Facebook: Dr. Oscar Robert, Medico Veterinario
Correo: [email protected]
Dirección: De la ferretería EPA en Curridabat 100m Este y 25m Sur.


Traducir artículo