arquetipo del amante
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Después del artículo acerca de la afectividad, y de acuerdo con sus preguntas, veo que la principal dificultad que tenemos las personas es comunicarnos afectiva y efectivamente.

Muy a menudo confundimos encuentros fortuitos como algo duradero y sin límites, nos confundimos por caricias que nos dimos o por el diario convivir en los trabajos.  Por eso he decidido ahondar un poquito más en esta área afectiva.

3 pilares

Sabemos que para construir una pareja se necesitan de al menos tres cosas importantes que menciona Carlos Cuahtemoc en su libro“Juventud en éxtasis”.

1. Intimidad emocional

La primera es la intimidad emocional. Es esa confianza que nos tenemos para decirnos las cosas, para contarnos nuestras intimidades, dudas, miedos; es ese espacio que se dan los amigos, y que incluso algunos lo confunden y creen que por tener esta confianza se debe ser pareja, y no necesariamente, pues confianza absoluta, no implica compromiso, pero para construir la pareja esta confianza llegará a tener una cierta complicidad, alianza, integración, y aún así solo esto no es ya razón para ser pareja, pues esto se da incluso entre buenos amigas y amigos.

2. La afinidad intelectual

Se necesita de otro pilar, la afinidad intelectual, porque no estamos solo hechos de emociones, necesitamos nutrir nuestros pensamientos, tener una correspondencia intelectual, tener una forma similar de raciocinio.

Es decir: pensar  y manifestar racionalmente mas o menos lo mismo en cuanto al trabajo, los valores, la religión, el sexo, la educación de los hijos, el tiempo libre, la organización de la familia.

Esto sobre todo porque de no ser así, se excluirán poco a poco uno del otro y muchas veces estas son las causas de separación entre las parejas. Este autor manifiesta que lo que más aumenta el cariño entre la pareja es el aportar ideas valiosas para el desarrollo personal y conyugal, que pasan desapercibidas en el otro.

El seguir asombrándose mutuamente, pero para eso se necesita del amor por sí mismo. Es decir, para amar al otro necesito valorarme como persona.  Además, el crecimiento intelectual nace del compañerismo, del trabajo creativo.  Incluso, la moral verdadera se debe construir sobre un razonamiento inteligente no sobre prejuicios. Y aquí también entra el grado de desarrollo espiritual que estará estrechamente vinculado con la madurez. 

Si logramos ser capaces cuando hemos sido novios de estudiar juntos y hacer trabajos de verdad (no como excusa para realizar caricias fuertes) lograremos desarrollar nuestra afinidad intelectual, incluso si ya somos pareja comprometida y consolidada, necesitamos de espacios mutuos de crecimiento intelectual, renovar nuestros sueños, nuestros valores, lo que construimos juntos y que muy a menudo nos olvidamos.

3. La atracción química

El último pilar, y no por eso menos o más importante, solo complemento de los otros dos, es la atracción química.

Si ya sabemos que somos amigos, que nos complementamos en ideas, pero no nos vemos como amantes, o al revés, solo nos vemos como amantes y no tenemos ni confianza, ni afinidad intelectual, entonces hay algo que no se está construyendo en el ámbito de pareja. Solo será eso, atracción química, o solo afinidad intelectual, o solo buenos amigos. Necesito poseer esa atracción hacia ti, que me guste tu olor, tu forma física de ser, no deseo que seas otro u otra. Pero esta atracción para consolidarse necesita del desarrollo de las otras dos, no puede existir por sí misma, lo mismo que cada uno de los otros pilares.

Construcción de pareja

Construirnos como pareja, requiere de los tres pilares, para en realidad consolidar nuestra relación y lograr que nuestra sexualidad se desarrolle plenamente.

Si estamos construyendo evaluemos a profundidad cada pilar y veamos si está presente en nuestra relación; si ya somos pareja, evaluemos que nos falta, ¿perdimos nuestra confianza? ¿Ya no somos atractivos uno para el otro? ¿Qué tantos sueños tenemos en común o apoyo para que el otro o la otra realice?

Si no nos estaremos preguntando, ¿Por qué suceden estas cosas? ¿Cuáles? ¿Las desilusiones, los enfrentamientos, las confusiones sexuales, las falsas esperanzas?  Sepamos construir nuestras relaciones, consolidemos nuestros sueños, sepamos ser mejores hombres y mujeres para los tiempos nuevos, para las nuevas familias.

Una relación de amor requiere de verdad, respeto, fidelidad, libertad y mucha comunicación.

Dra. Margarita Murillo G.
Investigadora en el área de la sexualidad
www.sexoamoryvida.com
Teléfono: 2262-7871
Instagram: margaritamurillo
Facebook: margarita murillo – sexóloga
YouTube: sexoamoryvida-margarita murillo
Escríbanos sus dudas y comentarios a: correo: [email protected]


Traducir artículo