Luis Guillermo Solís rechaza vínculo de carta suya con presuntas estafas de familia Biden: “no pedí currículos”

-

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 6 minutos

Una carta de respaldo y fotografías del empresario estadounidense Frank Biden -hermano del candidato presidencial y vicepresidente durante la administración de Barack Obama- con el expresidente Luis Guillermo Solís fueron el anzuelo con que al menos dos personas invirtieran $80.000 dólares en un proyecto inmobiliario en Guanacaste.

Esa es la historia de la costarricense Mireya Hernández y su esposo, el dominicano Tony Candelario, quienes a la fecha no han recibido las propiedades por las que pagaron ni han recibido el dinero de vuelta.

Ese es también otro cuestionamiento que se suma al expediente del socio de Frank Biden, Craig Williamson, quien había sido denunciado por apropiación y retención indebida y presunta estafa.

OBSERVE MÁS Empresa de hermano de Joe Biden usó carta de expresidente Solís para presunta estafa en Costa Rica

Ante todos estos casos, dados a conocer por El Observador en exclusiva para Costa Rica, el primer mandatario de Acción Ciudadana (PAC) alegó que nunca supo de los antecedentes de los estadounidenses.

-¿Ya conocía antes de hoy que este grupo ha estado ligado a presuntas estafas? ¿Desde cuándo se conocía? -preguntó este medio-.
-No, no lo conocía. Primera noticia.-respondió el expresidente, radicado como académico en Miami desde que dejó el poder-.

“Espero que efectivamente su reportaje no insinúe, como me dice usted, que yo haya
estado de alguna manera involucrado en algún tipo de relación indebida con esas personas. No lo estuve”, dijo Solís ante las consultas de este medio.

Una promesa a la que no pudo decirle que no

Los movimientos comerciales de Frank Biden y sus socios arrancaron en el 2009 cuando se comenzaron a buscar inversionistas para el “Guanacaste Country Club”, un plan de $100 millones que incluía 1.200 casas y un cancha de golf.

Por ese caso llegaron los primeros procesos judiciales contra Craig Williamson

El tema no frenó las ambiciones de los empresarios norteamericanos, quienes comenzaron a referirse al proyecto como Nueva Liberia, Sun Costa Rica Initiative o Sun Fund Americas.

También dejarían de hablar de un presupuesto de $100 millones, para promocionar un megaproyecto de $1.000 millones.

El plan incluían ahora un centro de turismo médico, centro de enseñanza, 5 hoteles de clase mundial, un centro de convenciones y un recinto deportivo para entrenamientos olímpicos.

Con ese menú de promesas, Biden y Williamson llegaron a Casa Presidencial donde la exvicepresidenta Ana Helena Chacón aseguró una total apertura de puertas tras las peticiones hechas por el abogado y empresario nacional Roberto Batalla.

OBSERVE MÁS Frank Biden incluía proyecto fallido en Costa Rica dentro de su experiencia; ahora niega que haya existido

Solís los recibió con un almuerzo en su despacho y según narra fueron el abogado y su vicepresidenta quienes generaron los vínculos.

“Nunca hablamos sobre los personajes ni sus biografías, yo no pedí currículos”, dijo Solís.

El convencimiento sobre el Guanacaste Country Club llegó al punto de que hubo un segunda encuentro y la entrega de una carta donde Solís agradecía la supuesta inversión y ponía al servicio de ella a su Gobierno.

“Una inversión que superará el billón de dólares, y que creará más de dos mil quinientos empleos directos en la zona, compromete a mi gobierno a ser un facilitador, bajo el marco jurídico costarricense, en un clima de seguridad jurídica, siguiendo principios éticos y transparencia, por lo que solicitaré a las instancias requeridas, especial y diligente atención”, firmó en el entonces mandatario en su misiva.

En el propio documento, Solís asignó a su jerarca de Comercio Exterior, Alexander Mora, dar seguimiento a la promesa y generar una hoja de ruta en cuestión de un mes.

Trama vacía y concocida

Luis Guillermo Solís recibió a Biden y a Williamson a las pocas semanas de haber asumido al cargo y para ese momento, el segundo de los estadounidenses ya acarreaba dos denuncias penales.

Las querellas llegaron el 2011 y el 2o12 y por esa última, interpuesta por el canadiense Wade Boyd, Williamson -con trayectoria en bienes raíces-tiene ahora una orden de captura por ser declarado en rebeldía por el Tribunal Penal de Liberia.

Un detalle fundamental radicaba en que el terreno de los planes no era propiedad de los promotores inmobiliarios sino que existía apenas un contrato de posibilidad de compra vencido desde el 28 de abril del 2010.

OBSERVE MÁS Carta de Luis Guillermo Solís garantizó respaldo a polémica inversión de familia Biden en Guanacaste

Para el 2012, Williamson anunció que se tenía un nuevo lote frente al Aeropuerto Internacional de Liberia para la construcción.

«Si fuese necesario puedo proveer información especifica con respecto a la ubicación exacta del proyecto Guanacaste Country Club, como por ejemplo mapas de catastro y croquis de internet. Inmediatamente después de las próximas elecciones en Estado Unidos de América llegarán a Costa Rica representantes de nuestra junta directiva, entre los cuales (está) el señor Frank Biden, el hermano del actual vicepresidente de Estados Unidos», comentó Williamson durante el proceso judicial.

El imputado salió del país desde el 2017 y según la empresa Jack Nicklaus trabaja para ellos en Orlando, Florida.

Además, publicó un libro llamado «Life as a Vacation, The Ultimate Buyers Guide to Vacation Rental Property», en el que cuenta acerca de su experiencia en Costa Rica para convencer a personas acerca del potencial negocio que tendrían al alquilar sus propiedades para temporadas de vacaciones.

Sobre Frank Biden, los registros de la Dirección General de Migración y Extranjería indican que desde mayo del 2017 no pasa por el país.

“Esa fue la segunda vez que Craig Williamson nos llevó, para decir que aquí iba a poner esto y el otro, y que ya estaban listos los estudios del agua. La cosa es que ahí habló mucha paja”, contó Hernández. La foto fue tomada hacia el final del 2017. (Foto: Mireya Hernández)

¿Qué los hace tan polémicos?

Los negocios de los familiares de Joe Biden, aspirante presidencial demócrata que no ha logrado despegar en la campaña presidencial, están bajo la lupa, después de que su hijo, Hunter, fue designado en la directiva de una compañía de gas ucraniana, la cual fue objeto de múltiples investigaciones de corrupción.

El presidente estadounidense Donald Trump intentó vincular a Joe, un posible rival en las próximas elecciones, con el caso. La presión que ejerció Trump sobre funcionarios ucranios para investigar cargos sin fundamento terminó arrastrándole a su juicio político (impeachment), del que salió invicto en el Congreso.

Esos antecedentes se sumaron a la publicación del libro «Perfiles en corrupción: abuso de poder por parte de la élite progresiva de Estados Unidos», del periodista Peter Schweizer, del cual el diario New York Post publicó un adelanto.

OBSERVE MÁS Favorecimiento en Costa Rica a hermano de Joe Biden es cuestionado por investigación en Estados Unidos

En el escrito se cuestionaban los vínculos políticos de Joe Biden, habrían facilitado en el pasado que su familia se beneficiara económicamente en varios países.

Como vicepresidente estadounidense, Biden visitó el país de manera oficial en el 2009, durante el primer año de la administración de Obama y cuando Óscar Arias era presidente, además de recibir luego a Solís en Washington.

En el caso de Costa Rica, tanto Solís como el exmandatario Óscar Arias negaron que Joe Biden haya intervenido a favor de su hermano menor, durante las visitas que les tocó atender. Aun así, la investigación apunta a que la asociación con su hermano político habría favorecido al proyecto de Frank, en especial durante el primer gobierno del Partido Acción Ciudadana (PAC).

El 20 de enero el medio estadounidense New York Post adelantó el libro sobre los cuestionamientos contra la familia Biden . En el bufete Berman Law, donde trabaja, se le presentaba como gestor de un megaproyecto de energía solar en Costa Rica, el cual no existió. Cuestionado al respecto, alegó que era un error (New York Post)

Colaboraron los periodistas Christine Jenkins y Paulo Villalobos


Traducir artículo

Estudiar Derecho me enseñó que lo que realmente cambia las cosas es el periodismo bien hecho.
Si la política o las leyes parecen aburridas es porque nunca nos las han contado de la forma correcta.

Tomás Gómez
Estudiar Derecho me enseñó que lo que realmente cambia las cosas es el periodismo bien hecho. Si la política o las leyes parecen aburridas es porque nunca nos las han contado de la forma correcta.

Últimas Noticias

Diputados envían caso de tobilleras a Fiscalía y piden licitación internacional

Diputados de diversas fracciones levantaron su voz en contra de la decisión del Ministerio de Justicia de...

Industriales respaldan a directores de Procomer que hicieron teletrabajo desde Costa Rica con salario que reconoce vivir en el exterior

La decisión de dos directores en el exterior, de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), de hacer...

Qué puede pasar con 6 de las principales batallas legales que enfrenta Trump

A partir del 19 de enero, cuando el Senado de Estados Unidos reanude sus sesiones, Donald Trump podrá ser...

El perdurable legado de Angela Merkel, la poderosa líder de Europa que prepara su salida tras casi 16 años gobernando Alemania

Camilla Veras Mota. BBC News Brasil, Sao Paulo "Querida Merkel, eres la primera mujer elegida para ser jefa de gobierno en...

Sismo de 6,4 grados sacudió Argentina y Chile este lunes

Un terremoto de 6,4 grados sacudió la provincia argentina de San Juan, la cual se ubica al...

“Costa Rica nos lleva años por delante”: Panamá cuestiona sus procesos de compra de vacunas y congeladores

En Panamá son cada vez más las voces que cuestionan los procesos internos de compra de vacunas y congeladores...

Recomendadas

Le podría interesarRELACIONADAS
Recomendadas para usted


Traducir artículo

Cached: Tue Jan 19 2021 01:35:37 GMT-0600 (Central Standard Time)