Caja prevé un escenario de millonarios gastos por atención de COVID-19 y baja importante en los ingresos

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) prevé un escenario financiero muy complicado, en vista de la pandemia provocada por el coronavirus, que hasta la fecha ha causado la muerte de tres hombres y enfermado a 618 en Costa Rica desde el 6 de marzo, cuando se dio cuenta del primer caso.

OBSERVE MÁS: 6 nuevos: Costa Rica registró menor incremento de casos de COVID-19 en más de 3 semanas

Román Macaya, presidente de la institución, indicó este martes en conferencia de prensa que la entidad ha gastado hasta este lunes 13 de abril 28.305 millones de colones de un fondo de contingencia previsto para estos casos, y que restan por utilizar 36.694 millones de colones, de un total de 60.000 millones de colones.

Esto sin contar con recursos ordinarios que se han debido desviar de la atención ordinaria del sistema de salud en la contención del coronavirus.

Por eso insistió en la necesidad de “diversificar los ingresos” en un escenario en el que se  prevé una drástica caída en los recursos, especialmente en los seguros por enfermedades así como de pensiones.

“Estamos en las primeras etapas. No tenemos datos duros de reducción de cuotas obreros-patronales, eso se sabrá entre el 15 y 20 de este mes que es cuando se paga el mes anterior.

“Ha habido escenarios del seguro de enfermedad y de pensiones: en enfermedad una reducción de ingresos entre 190.000 a 303.000 millones de colones y en el de pensiones el escenario se contempla una reducción de 417.000 millones. Son escenarios que no están basados en datos duros”, detalló Macaya.

El funcionario insistió en que será necesaria una discusión de cómo fortalecer las finanzas de la institución. “Tenemos que gastar más en todo tipo de insumos, inversiones y al mismo tiempo recibimos menos. Hay una merma en los ingresos y sabemos que viene por esa crisis en el empleo y por las dificultades económicas del país”, acotó.

Escenario nacional

Nuestro país vivió un aumento de seis casos positivos de COVID-19 entre lunes y martes, para llegar a un total de 618. Este salto es el más bajo desde el 21 de marzo cuando se reportaron cuatro contagios nuevos.

Esta tarde en la conferencia de prensa diaria, el Ministerio de Salud detalló que los pacientes son 320 hombres y 298 mujeres; 575 costarricenses y 43 extranjeros.

Hay presencia del virus en 59 cantones.

El rango de edad se mantiene entre 1 y 87 años, divididos por grupo así:

  • 25 menores de edad
  • 562 adultos
  • 31 mayores de edad

OBSERVE MÁS: 6 nuevos: Costa Rica registró menor incremento de casos de COVID-19 en más de 3 semanas

Clúster en la Caja

Un centro de llamadas privado localizado en barrio Don Bosco, en el centro de San José, ha reportado dentro de su personal un total de 31 casos positivos de coronavirus.

La cifra representa el 5% del total de 618 que el país ha detectado de la enfermedad.

Este tipo de servicios ha estado bajo observación desde el inicio de la pandemia por la forma en que trabajan sus empleados, comúnmente en cubículos continuos y grandes grupos.

El caso del call center llamó la atención además pues se localiza en el mismo edificio que al que Caja Costarricense del Seguro Social trasladó sus gerencias temporalmente, mientras realiza modificaciones en sus oficinas centrales.

De acuerdo con Macaya, no ha habido problemas pues la empresa afectada se ubica en un piso distinto. Eso sí, se han implementado planes de desinfección en áreas comunes como los ascensores para prevenir cualquier problema.

Macaya dijo también que el grueso del personal de la Caja asignado a ese edificio está en teletrabajo desde el 9 de marzo y que ninguno ha reportado la enfermedad.

OBSERVE MÁS: Un call center fue el lugar de contagio del 5% de los casos de COVID-19 en Costa Rica


Traducir artículo