Cargas perecederas corren más en riesgo en frontera norte

Transportista salvadoreño advirtió que en tres días colapsaría la carga de piña que debe exportar de suelo tico

Este es un furgón tipo Thermo King, con sistema refrigerante para la carga. (Manuel Sancho/El Observador)
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Waldir Brenes cargó piña en Guápiles el pasado viernes 15 de mayo. Antes de eso, sufrió para entrar a Costa Rica, algo que logró el miércoles, tras esperar cuatro días por los resultados de la prueba de coronavirus. Vino desde El Salvador con productos médicos como sueros.

Ahora espera salir de suelo tico, mientras espera en uno de los patios baldíos de la tosca frontera norte costarricense Nicaragua. Lo hace con la angustia de saber que la piña que mueve no aguantará mucho.

El tráiler que conduce es especializado con un sistema de refrigeración particular. Desde el sábado anterior, entró en una dinámica compleja, apagarlo y prenderlo para que el frío se mantenga a una temperatura constante y la fruta no se pierda.

«Hasta que se acabe el combustible. Le he dado (al sistema refrigerante) el del camión, para que aguante más. Estamos haciendo el esfuerzo para que planta se mantenga. Lo que hago es apagarlo por horas y que el producto se mantenga. Tres días más y colapsamos», explicó Brenes a El Observador.

OBSERVE MÁS: Traileros claman por condiciones en fronteras: «Nos sentimos presos»

En la fila de más de 10 kilómetros en La Cruz hacia el puesto fronterizo de Peñas Blancas, los traileros esperan angustiados que algo cambie. El lunes pasado comenzaron a regir las nuevas medidas sanitarias del Gobierno costarricense en las fronteras.

Los transportistas centroamericanos solo pueden entrar si van para Panamá. Si deben dejar mercancía en suelo tico, tienen que esperar a desenganchar y que un trailero nacional la mueva.

La medida, hecha para bajar el riesgo de contagios de coronavirus, no duró mucho, antes de que Nicaragua cerrara por completo su frontera. Por eso se acumula la fila de ambos lados.

OBSERVE MÁS: Panamá anuncia acuerdo con Costa Rica para ingreso de transportistas, Nicaragua sigue sin definirse

Un conductor en cola dijo a El Observador que un vehículo del Ministerio de Hacienda patrulla la vía y moviliza con prioridad – e irregularmente según él – a ciertos camiones hasta el inicio de la fila.

Rodrigo Alfaro, subdirector de la Fuerza Pública en la Zona Norte, señaló que Aduanas saca de la fila a vehículos con carga perecedera, para llevarlo a un patio particular.

Es en esta zona, a pocos metros de territorio nicaragüense, donde espera Waldir Brenes.

OBSERVE MÁS: Industria alimentaria preocupada por restricciones en fronteras costarricenses

Tratamiento especial pero complejo

Waldir Brenes pidió a las autoridades que sean más conscientes de lo que sucede. (Manuel Sancho/El Observador)

Gerardo Bolaños, director general de Aduanas, reiteró que Costa Rica no ha cerrado las fronteras, señalando al gobierno de Daniel Ortega por su reacción. Ya en el lado panameño anoche se logró un acuerdo.

«Nosotros atendemos lo que tenga que atenderse. Incluso hemos modificado los procesos para hacerlos lo más rápido posible, pero el movimiento que no se da hoy en día es porque los países vecinos lo tienen bloqueado», dijo.

Según el jerarca los vehículos con mercancía perecedera siempre tienen un tratamiento diferenciado, porque las condiciones climatológicas pueden afectar más. Pero afirmó que es complejo, pues se tendría que brincar las filas.

«Eso es un poco difícil dentro del comportamiento de los mismos choferes», adujo.

OBSERVE MÁS: Gobierno justifica restricciones en fronteras para transportistas pero no descarta un plan b

La industria de alimentos y bebidas del país ya elevó su alarma ante la crisis fronteriza.

Según estimaciones de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) dos terceras partes de las exportaciones de la industria alimentaria de alto valor agregado van a Centroamérica.

«Hay menos revisiones físicas, eso permite hacer el proceso de nacionalización desde antes de que llegue a la frontera. Para lo que es nacionalizado, ajustamos los procedimientos para la posibilidad del enganche y desenganche de las unidades, eso es que la parte delantera del cabezal se pegue de carreta donde trae la mercancía, para que sea relevado con un cabezal nacional. Todo esto está ajustado para que se practique», agregó.

Nada de eso se practica en la frontera norte tica, ante la parálisis del movimiento comercial terrestre. La noche del miércoles las autoridades dialogaron, pero aún no hay luz verde para un acuerdo que destrabe la fila.

OBSERVE MÁS: Sector productivo trabaja en una contrapropuesta para solucionar conflicto en fronteras


Traducir artículo

PUBLICIDAD.