Cocinando para mí

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Ana Cristina Guiterrez para El Observador

¿Les ha pasado que muchas recetas que ve en internet, en revistas o libros,  son para raciones de 6-8 personas y a la hora de preparárselo para usted, su mente se llena de pensamientos negativos que huyen de esa receta y vuelve a la misma trillada preparación de todos los días?  Solo le aconsejo que cocinar para usted mismo, con tiempo y creatividad, podría ser un gran privilegio y hasta una forma de disminuir el estrés cada día, lea los siguientes consejos:

Despensa y Refrigerador con comida: tener comida saludable, hace una diferencia enrome en su alimentación. Prométase a llenar su congelador con los alimentos porcionados, así tendrá que invertir menos tiempo descongelando cuando llegue cansado después del trabajo. Procure tener acompañamientos como arroz integral, alguna leguminosa y los vegetales cortados o bien en porciones listas para servir en la noche. Tenga muchos condimentos para esto, ya que podrá sazonar sus comidas con olores y sabores diferentes y así evitar el aburrimiento de una misma preparación.

Sobros: es importante saber como ir dándole vuelta a los sobros. Sino su refrigerador se llenara de alimentos viejos y pasados de tiempo y hará que tenga que desechar muchas comidas. Por eso, cada acompañamiento que prepare, piense en dos o tres formas de darle vuelta durante la semana, para que lo aproveche y lo pueda servir de forma diferente y aprovecharlo. Ejemplo de esto seria si hace una carne molida, un día puede ser con picadillo, otro con chalupas y otro con una pasta.

Desayunos en la noche: muchas veces si queremos buscar preparaciones sencillas para la noche son los desayunos. Es decir huevo de alguna forma, gallo pinto o bien un emparedado o tortillas con algún alimento que haya sobrado del almuerzo.

Un plato compuesto: en ocasiones preparar una pasta, arroz mixto o alguna sopa, podría servirle para comer dos o tres comidas seguidas. Así podría solo combinarla con una ensalada diferente cada día o con un vegetal y hacer una comida balanceada.

Planee su lista de compras: es indispensable planear su lista de compras ya que si se le va la mano comprando los vegetales o frutas, podrían ponerse en mal estado y perder el dinero y los alimentos. Por ende, prevea cuánto el duran los tomates, la lechuga, las verduras y así sabrá que las debe usar en sus comidas planeadas en la semana.

Ajuste las recetas cuando así lo necesite: atrévase a hacer la mitad de raciones o bien una sola porción. Improvise y explore, puede ser que la receta le quede mejor de lo que usted espera. Es solo atreverse a hacer el intento de cocinar nuevas preparaciones y dar el paso a comer más comida casera, con más nutrientes y menos grasa y azucares.

Recuerde que su salud e es indispensable cuidarla. Miles de enfermedades, virus o bacterias podrían afectarle dependiendo de cómo este su cuerpo de bien alimentado. Por tanto no deje de un lado una Nutrición Sostenida, pues el único beneficio que le traerá es que usted se sienta mejor y que su salud se vea reflejada.

Ana Cristina Gutiérrez es nutricionista clínica, master en nutrición y alimentación y propietaria de Nutrición Sostenida.
Instagram: @nutricionsostenidacr
Facebook: Nutrición Sostenida
[email protected]
www.nutricionsostenida.com


Traducir artículo