Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Aunque la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ha comprado más 300 ventiladores para para atender a pacientes con COVID-19, apenas 36 – un 12% del total – han sido entregados al país.

Según la institución se realizaron seis diferentes adquisiciones a diferentes proveedores, a quienes responsabiliza de los problemas en la entrega de los dispositivos.

«El problema que se ha dado es el de entrega de los proveedores a la CCSS, la distribución de los que llegan a los centros médicos no ha tenido problema», respondió la entidad a El Observador.

La CCSS agregó que para finales de julio espera que lleguen 50 más, con lo que se alcanzarían los 86, poco más de la cuarta parte de las compras.

OBSERVE MÁS: ¿Por qué los ventiladores son esenciales para pacientes en cuidados intensivos con coronavirus?

Panorama complejo

La habilitación de espacios de la nueva torre del Hospital Calderón Guardia para tratar pacientes COVID-19 irá dependiendo de los respiradores con que se cuente. (Presidencia)

En diversas ocasiones a lo largo de la emergencia, el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, ha destacado que la búsqueda de insumos a nivel internacional se da casi en condiciones de «canibalismo» ante la competencia de todos los países por atender sus necesidades.

Bajo ese escenario se han dado las dificultades de las compras. Incluso se hizo un llamado a que el país produjera sus insumos, lo que incluyó el desarrollo de algunos prototipos de respiradores por parte de empresas y universidades.

OBSERVE MÁS: CCSS reporta retrasos en compra de 60 ventiladores para emergencia

Semanas atrás, el gerente médico de la Caja, Mario Ruiz, dijo que dichos modelos, algunos de los cuales ya pasaron sus pruebas, eran planes totalmente alternativos. «Estos ventiladores en el momento que los tengamos que usar es porque estamos en una situación muy muy complicada», citó el experto, que los clasificó como la opción «C».

Para suplir la falta de equipos la CCSS comunicó en abril que se repararían algunos dispositivos que tenían fallas. Este miércoles, la institución anunció una donación de ocho ventiladores del Estado de Catar, que se instalarán en el Hospital San Juan de Dios.

OBSERVE MÁS: Respiradores hechos por universidades son «plan C» en medio de pandemia

COVID-19 y otros males

Aunque la Universidad de Costa Rica y el Instituto Tecnológico desarrollaron prototipos de ventiladores su uso no es la opción primordial para el trato de pacientes. (UCR)

A la fecha, los centros médicos de la Caja tienen una capacidad instalada de 600 ventiladores. Pero su uso no se concentra exclusivamente en la pandemia.

Al igual que otros espacios como las camas hospitalarias o los espacios de cuidados intensivos, problemas como infartos o accidentes de tránsito siguen presentándose y demandando su uso, no pudiendo destinarlos exclusivamente a pacientes COVID-19.

En el Hospital México, por ejemplo, se cuenta con 70 ventiladores. No obstante, pacientes fuera de la pandemia requieren de 35 a 40 de ellos todos los días según oficios a los que tuvo acceso El Observador.

OBSERVE MÁS: Respiradores hechos por el TEC avanzan: superaron con éxito pruebas clínicas


Traducir artículo

Estudiar Derecho me enseñó que lo que realmente cambia las cosas es el periodismo bien hecho.
Si la política o las leyes parecen aburridas es porque nunca nos las han contado de la forma correcta.