Diputados buscan que jerarcas de Comex y Cancillería rindan cuentas por conflicto en fronteras

Diputada del PLN presentó moción para convocar a ministras Dyalá Jiménez y Rodolfo Solano a audiencia

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Este jueves, se presentó una moción para llamar a cuentas en la Asamblea Legislativa, a las ministras de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, y de Relaciones Exteriores, Rodolfo Solano, por el conflicto en las fronteras a raíz de decisiones sanitarias tomadas por el Gobierno de Costa Rica.

La moción impulsada por la liberacionista Franggi Nicolás busca que la audiencia se dé en la Comisión de Asuntos Internacionales.

La propuesta también implica que Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) se presente a la audiencia.

Según Nicolás, en la frontera norte se da una posible violación de derechos humanos a transportistas, sumado al conflicto que la situación genera con países centroamericanos.

«(Los choferes) que se encuentran varados en condiciones infrahumanas, sin acceso a agua, alimento y servicios sanitarios y adicionalmente está provocando una situación de crisis en nuestras fronteras que estaría perjudicando el abastecimiento de alimentos para el país», manifestó Nicolás.

«Consideramos una explicación al respecto, que nos den cuenta de acciones que se están tomando e involucrar y pedir al canciller que participe con más protagonismo, porque no es solo comercial y salud», agregó la verdiblanca.

Esta es la moción que se presentó este jueves.

OBSERVE MÁS: Ministra de Comercio Exterior: restricciones a transportistas son decisiones del Presidente y el ministro de Salud

Kilómetros varados

En la mañana de este jueves, el socialcristiano Pedro Muñoz, también se refirió al conflicto fronterizo alegando que podría acarrear el desabastecimiento de productos e insumos.

«Hay 50 kilómetros de camiones en la frontera norte haciendo fila para entrar a Costa Rica. Tienen abastecimiento fundamental para el sector productivo en Costa Rica y aquí en el Valle Central, no entendemos que esos 50 kilómetros están a punto de arrodillar la economía de este país porque son insumos fundamentales», reclamó Muñoz.

El legislador sugirió que los artículos sean trasladados a través de navieras para traer desde puertos «todo lo que está pegado en fronteras».

OBSERVE MÁS: Nicaragua ordena cierre de la frontera con Costa Rica en represalia por medidas sanitarias para transportistas

El caos en las fronteras surgió luego que desde el 8 de mayo, el Ministerio de Salud tomó la decisión de hacer pruebas COVID-19 a todos los transportistas que ingresaran a territorio nacional, lo cual implicaba una espera de hasta 48 horas para obtener los resultados.

Posteriormente, Costa Rica prohibió el ingreso de choferes positivos con el nuevo coronavirus. Esto comenzó a generar malestar en Nicaragua y Panamá. Fue hasta el 20 de mayo que se suspendieron las pruebas por ser consideradas como insuficientes.

El 15 de mayo, el Gobierno indicó que solo entrarían los traileros que se dirigían a Panamá. El resto debían dejar la mercancía y que otro lo transportara.

En el plan piloto acordado con las autoridades panameñas, se incluyen tres opciones para la entrada de transportistas panameños al territorio nacional:

  • enganche y desenganche de carga en las zonas primarias de las áreas fronterizas
  • caravanas o convoys de tránsito acompañadas de la Fuerza Pública
  • llegada, descarga y carga en depósitos aduaneros autorizados con rutas fiscal controlada

Ante las medidas, los transportistas panameños bloquearon la frontera, mientras el Gobierno nicaragüense cerró la frontera con Costa Rica.

OBSERVE MÁS: Honduras y Panamá responden con fuertes restricciones a transportistas ticos; crisis fronteriza se agudiza en la región

En tanto Honduras, anunció el martes anterior que los transportistas costarricenses solo podrán estar durante 72 horas en su territorio, mientras Panamá restringió la estancia de transportistas costarricenses.

Adoptando las mismas decisiones ticas, la resolución establece que la entrega de mercancía deberá hacerse en almacenes fiscales y seguir únicamente las rutas preestablecidas.

Para bajar la tensión Costa Rica propuso varios planes piloto para dinamizar la entrega y traslado de cargas, los cuales no han tenido buena acogida.

Hoy se lleva a cabo una reunión entre jerarcas de la región para buscar una solución. La representación de Costa Rica es liderada por Dyalá Jiménez.

Pese a que las cámaras empresariales solicitaron la intervención del presidente Carlos Alvarado, el Gobierno lo valora más como un trabajo en conjunto.


Traducir artículo

Un viaje diario entre palabras, versiones, hechos y verdades. Una periodista en constante aprendizaje, con el sueño de ser bióloga marina y sumergirse en las historias más profundas del gigante acuático.