Equipo coordinador del Ceaco: «Es una muerte muy triste porque la familia no puede entrar a acompañarlo»

El Observador conversó con dos de los jefes del Centro COVID-19 que se instaló para la emergencia

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 4 minutos

Qué raro, ¿estaré muerto? Pero no creo que esto sea estar muerto, muevo un poco mis dedos que están pesados, y estos ángeles tienen ojos muy grandes, no los veo bien… levanto un poco mis dedos…’Don P, tranquilo’, y suena un pito, ‘Don P le voy a poner un medicamento para que descanse…’

Extracto de la crónica «Go On Equipo P.R.I.M.E»

Marco Vargas – Jefe de Ceaco sobre uno de los operativos

Más de 120 personas han pasado por el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (Ceaco) desde el 6 de abril, cuando llegó el primer paciente a las instalaciones levantadas en el Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare).

Se necesitan 784 profesionales para atender las 88 camas disponibles, mientras la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) busca contratar al 100% del personal. En el equipo de Primera Intervención Médica Especializada (Prime) hay especialistas en medicina de emergencias, enfermeras y terapeutas respiratorios.

«Van a cualquier parte del país a rescatar y traer personas con Covid que presenten una condición de moderada en adelante, para trasladarlos ya sea a una unidad de cuidados intensivos (UCI) o al Ceaco», explicó Marco Vargas, jefe del Centro COVID-19.

El equipo Prime realiza traslados terrestres, marítimos y aéreos. (Elizabeth Rodríguez/El Observador)

Pero además existe un ejército médico de distintas disciplinas:

  • especialistas en cuidados intensivos
  • medicina interna
  • geriatría
  • emergenciólogos
  • médicos generales
  • terapeutas respiratorios
  • enfermeras, asistentes y auxiliares
  • personal de aseo
  • trabajadores sociales

«Todos los perfiles son igualmente importantes. Ninguno puede fallar, ninguno puede faltar», enfatizó Roberto Aguilar, director del Cenare y ahora parte del equipo C-4 (como el explosivo). Así llaman dentro del Ceaco a quienes coordinan la toma de decisiones.

Estoy muy orgullosa de mí, yo participe en la llegada del primer paciente al hospital, y viera, lo orgullosa que estaba, yo era del grupo que venía detrás de la cápsula y venía limpiando para que nadie después se enfermara, y lo hice muy bien, viera.

Extracto sobre equipo de limpieza de la crónica «NOA zarpó» de Marco Vargas

Dinámica dentro del Ceaco

El Ceaco atiende casos con un alto nivel de complejidad, tanto así que sus 60 ventiladores están ocupados. La estancia promedio de los pacientes es de 10 a 12 días.

Según Aguilar el comportamiento del virus no ha cambiado, sino que han podido aprender más sobre él. La mayoría de enfermos presenta síntomas como:

  • diarrea y dolor abdominal
  • cuadro respiratorio
  • fiebre
  • malestar generalizado
  • agotamiento anormal
  • pérdida del olfato (anosmia)

Al iniciar con pocos pacientes, el personal del Ceaco desarrolló una habilidad especializada en COVID-19.

«No sólo para dar más oportunidad de vida, sino en atención, terapias diferenciadas, ventilación, cuidados de enfermería, terapia respiratoria, atención nutricional, fisiatría y salud mental; se entrenaron mucho tiempo para esto», especificó Vargas.

El director del Cenare detalló que la condición de cada paciente amerita un tratamiento específico, con opciones variadas como rehabilitación tras mucho tiempo en cama; manejo de la coagulación; y hasta terapias para «limpiar» el cuerpo a causa de una tormenta de citoquinas.

He visto la cara de mis compañeros con profundas marcas por el uso de equipo, protectores oculares llenos de sudor, caretas llenas de sangre debido a la ruptura de vasos por el calor intenso que dentro de esos equipos se vive. No, no son héroes ni heroínas pero el orgullo que se siente de trabajar a su lado es indescriptible, y cuando uno puede sentir ese orgullo por otro ser humano definitivamente se convierten en Mis Héroes, en Mis Heroínas.

Extracto de la crónica «NOA, ¿qué ha sido de NOA?» de Vargas

OBSERVE MAS: Severidad de casos y capacitaciones serán claves para funcionamiento de Ceaco

La estela de la muerte

Para el corte de sábado 11 de julio, el Ceaco tenía hospitalizadas a 67 pacientes. (CCSS)

A nivel mundial se registran más de 560.000 muertes por COVID-19, 28 en Costa Rica. Los decesos más recientes en nuestro país se han dado en periodos cortos entre su diagnóstico, hospitalización y fallecimiento.

«Estamos expuestos a que muchos vayan a fallecer. Nosotros tratamos de darle una muerte lo más humana posible a esta persona, más que es una muerte muy triste porque la familia no puede entrar a acompañarlo. Este virus es realmente muy inhumano y muy cruel, pero los que están en sus casas son los que pueden hacer la diferencia», urgió Aguilar.

«No estamos derrotados, todavía podemos desviar la nariz de este barco pero tenemos que desviarla entre todos. Aquí el pueblo es el que tiene el poder de hacer las cosas diferentes», concluyó.

Las profundas marcas en la cara solo se disimulan con la sonrisa de la satisfacción por el trabajo hecho. Los ángeles se quitan la piel, los ángeles tienen hambre, los ángeles están cansados, los ángeles son humanos.

Último párrafo de la crónica «Go On Equipo P.R.I.M.E.»

Go On Equipo P.R.I.M.EGo on cuatro letras, dos palabras un anglicismo. PRIME,otro acrónimo (Primera Intervención…

Posted by Marco V Vargas Salas on Tuesday, June 9, 2020

OBSERVE MAS: Costa Rica reporta la muerte número 28 por COVID-19: una mujer de 41 años


Traducir artículo

El periodismo me acerca a las realidades más puras y crudas de la sociedad. Mi único deseo es proyectar esa información a través de las letras e ir cambiando al mundo una nota a la vez.