Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

En medio de la pandemia del coronavirus, el Gobierno de la República buscó invertir ¢50 millones en una campaña de publicidad sobre el informe anual de gestiones que se presentará ante los diputados el lunes 4 de mayo próximo.

Según el Sistema de Compras Públicas (Sicop), en la que se buscó a los oferentes, se pretendía realizar una contratación directa, para una campaña dirigida a hombres y mujeres mayores de 18 años de todo el país. Se contemplaban:

  • anuncios en medios impresos de circulación nacional
  • cuñas radiales de 30 segundos en espacios de noticias, opinión, deporte, actualidad, sátira política y generales.
  • anuncios televisivos de 30 segundos en programas de noticias, opinión y programación general

La recepción de ofertas arrancó a las 8:00 a.m. de este martes. Pero como ocurrió en otras ocasiones, cinco horas después el Ministerio de Comunicación dio marcha atrás.

Por medio de la red social Facebook, la ministra Nancy Marín argumentó que el tema se valoró desde antes de la confirmación de los primeros casos de COVID-19, y que ahora se optaba por cancelar la contratación para concentrarse en la emergencia sanitaria.

«Para poder hacer esta redirección presupuestaria hemos solicitado dejar sin efecto la contratación actual e iniciamos desde hoy los trámites para reiniciar una nueva solicitud de compra por la misma cantidad pero teniendo como tema principal la atención del COVID-19», escribió la jerarca.

Según Sicop la recepción de ofertas arrancó hoy y la próxima semana se anunciaría la oferta ganadora.

Minutos después del mediodía de este martes, el medio digital AmeliaRueda.com informó primero sobre la gestión del Poder Ejecutivo para realizar esta contratación directa.

Finalmente, tras la conferencia diaria del Ministerio de Salud por la COVID-19, minutos antes de las 2:00 p.m., la ministra Marín hizo el anuncio de que se detenía el plan.

OBSERVE MÁS: Costa Rica sube a 347 casos positivos de COVID-19 en 52 cantones

Discurso sin protocolos

Para la presentación del informe se convoca al Cuerpo Diplomático y se ofrece un coctel en el Congreso. (Presidencia)

La rendición de cuentas del presidente a los diputados es una obligación constitucional, que se celebra el 2 de mayo. Este año se hará el 4 de ese mes, pues la fecha señalada cae sábado.

En el discurso se expone la gestión y se anuncian nuevas prioridades.

Se trata de un acto solemne, al que esta mañana los diputados aprobaron quitarle los gastos de protocolo, de manera que el dinero que costaría el coctel se destine a la emergencia del coronavirus.

OBSERVE MÁS: Cifra de cantones con presencia de COVID-19 se mantuvo por primera vez en 2 semanas


Traducir artículo

Estudiar Derecho me enseñó que lo que realmente cambia las cosas es el periodismo bien hecho.
Si la política o las leyes parecen aburridas es porque nunca nos las han contado de la forma correcta.

PUBLICIDAD.