Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

El gobierno de Daniel Ortega y sus aliados en la Asamblea Nacional son ampliamente criticados a lo interno por no tomar en serio la pandemia del coronavirus, que en el mundo ha matado a cerca de 20.000 personas y enfermado a más de 427.000. En Centroamérica son más de 700 los afectados, principalmente en Panamá y Costa Rica.

OBSERVE MÁS: Costa Rica escala a 201 casos de COVID-19 en 39 cantones

El sector privado, la oposición, ONG’s y medios de prensa reclaman al gobierno sandinista que preste atención a lo que ocurre en el mundo y adopte medidas de contingencia de una enfermedad que se ha enseñado con países como Italia y España. En Nicaragua oficialmente solo hay dos casos reportados.

Ortega y su esposa, la todopoderosa vicepresidenta Rosario Murillo, han sido muy tímidos en aplicar medidas o gestionar y articular acciones interinstitucionales, tanto que más bien han ido por el lado opuesto al resto del mundo: promueven fronteras abiertas, actos masivos e invitan a los turistas a visitar las diferentes atracciones del país en Semana Santa.

OBSERVE MÁS: Festivales y apertura a turistas: estrategia de Nicaragua contra COVID-19 ignora las medidas del resto del mundo

La misma desidia gubernamental la exhiben sus aliados en el Congreso. Un video proporcionado a El Observador por el medio independiente Nicaragua Investiga muestra al diputado Byron Jerez con gripe, estornudando y acumulando las toallas con secreción nasal a un lado en su escritorio en el plenario, rodeado de otros congresistas.

El medio digital 100% Noticias publicó que el legislador no solo no cumple con las disposiciones sanitarias establecidas por la Organización Mundial de la Salud, sino que expone a contagiar al resto de sus compañeros, quienes incluso fueron captados por el diario La Prensa burlándose de aquellos diputados que llegaron el plenario usando mascarillas.

Ante la falta de acciones estatales -que tan siquiera han regulado los precios de bienes como alcohol en gel, desinfectantes y mascarillas, denuncia La Prensa- han sido los mismos habitantes quienes han adoptado, a su manera, medidas para evitar que la enfermedad se ensañe contra este país.

Imágenes divulgadas por la periodista Lucía Pineda, del medio 100% Noticias, y por La Voz de América muestran calles y avenidas con poca gente, y negocios cerrados, mientras los habitantes se preguntan: ¿qué tiene que pasar para que el Gobierno muestre interés en anunciar medidas contra una enfermedad que ya ataca en 181 países y territorios?


Traducir artículo