Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Salón Héroes de Fe es el nombre del espacio de cerca de 50 m2 que se ubica dentro del nuevo hospital para pacientes con coronavirus -antiguo Cenare- gracias a una iniciativa de Grupo Monge para reconocer el trabajo del personal de dicho centro médico en momentos cuando el país vive una emergencia sanitaria, que ya cobró la vida de dos adultos mayores por el COVID-19.

Carlos Fernández, gerente de Comunicación de Grupo Monge, comentó que este espacio se habilitó con nueve sillones reclinables, seis camarotes con sus colchones, dos cámaras de enfriamiento de bebidas, dos refrigeradoras, dos hornos de microondas, dos percoladores, dos coffee makers, una tetera y un horno convencional.

Esta iniciativa fue posible gracias a la ayuda de Marco Vargas, médico emergenciólogo que está al frente de este centro especializado.

“Se ha comprobado que el personal de salud sufre a nivel emocional en los países donde los casos son muchísimos, y se ha sentido impotente, temeroso porque teme enfermarse y muchos tienen familia. La emergencia es un desapego hacia sus seres queridos y les genera estrés. Como parte de la atención que se le quiere brindar a este personal se habilitó este espacio… el Salón Héroes de Fe“, explicó Fernández. 

“Al personal de salud, que es nuestro ejército blanco, les decimos que no pierdan la fe, que estamos con ellos y que les agradecemos el sacrificio que van a hacer para atender a los pacientes”, agregó.

El Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (Ceaco) se ubica en La Uruca, donde hasta hace dos semanas funcionó el Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare). Su reconversión tardó 11 días.

Un total de 88 camas están disponibles exclusivamente para pacientes confirmados con COVID-19, que requieran de cuidados intermedios y leves.

«El Ceaco será nuestro hospital escudo en la protección de personas cuya salud se vea comprometida a causa del COVID-19 y que requieran de un cuidado especializado en procura de restablecerles y que puedan regresar a su hogar», comentó Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) el día de su puesta en marcha.

Un total de 1.350 funcionares con diversa clase de perfiles y especialidades atenderán a los pacientes confirmadas por COVID-19. Laborarán en tres turnos las 24 horas del día.

El fondo de emergencia que posee la CCSS es de ¢65.000 millones, de los cuales ya se han invertido más de ¢19.000 millones para prepararse ante la COVID-19.

El Ceaco cuenta con un equipamiento de alta gama, que incluye:

    • 48 ventiladores pulmonares
    • 2 video laringoscopios
    • 1 equipo de rayos X portátil
    • 88 aspiradores de secreciones
    • 88 carros de transportes MSV
    • 22 termómetros infrarrojos sin contacto
    • equipos de autoclave de plasma para la esterilización de equipos médicos
    • grúas para la movilización de pacientes

OBSERVE MÁS: Hoy arrancó el Ceaco: 88 camas exclusivas para pacientes con COVID-19

El coronavirus ya obliga a confinarse a la mitad de la humanidad, pese a lo cual  avanza a pasos agigantados y está a punto de superar las barreras simbólicas del millón de infectados y 50.000 muertos.


Traducir artículo