Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Silvia Solera para El Observador

Ya llevamos no sé ni cuentos días en la casa, los niños (y los adultos) no paramos de comer, cada vez necesitamos comidas más amenas, sin conflicto, que a todos nos gusten, que se preparen en 20 minutos o menos y ojalá caseras.

Este es un súper clásico de la comida estadounidense, los famosos mac n cheese, doblemente famosos cuando nos los pusieron en el súper, en cajita y solo agregar leche.

Esta versión mía es de un sabor más suave y una textura cremosa que es una delicia, la base es una salsa bechamel clásica que podemos adaptar infinitamente con solo agregarle extras de sabor, por ejemplo tocino y hongos como la que viene en una próxima entrega, queso mozzarella, cheddar, gouda, monterey o una combinación como en esta receta, pimienta negra o brócoli y espinaca.

Para preparar esta receta necesitamos:

2 tazas de leche
30 gr de mantequilla (2 cucharadas aprox)
30 gr de harina
1/2 cebolla blanca pequeña
5-6 clavos de olor
2 hojas de laurel
1/2 cucharadita de nuez moscada
1 taza de queso rallado de su preferencia (mozzarella, cheddar, gouda, monterey o una combinación)
1 paquete de pasta corta cocinada según el tiempo que dice el empaque

Preparación:

1. Clavetaer la cebolla, ósea clavarle a la cebolla los clavos de olor.
2. En una olla agregar la leche, la cebolla claveteada, la hojas de laurel y la nuez moscada y dejar hervir suavemente por 5-6 minutos hasta que la leche huela a las hierbas y condimentos. *esto se llama infusión de sabor*
3. En una olla o sartén aparte, hacer el roux mezclando la harina con la mantequilla derretida para formar una pasta.
4. Agregar lentamente la leche (colada) y revolver ojalá con un batidor de globo para eliminar los grumos de harina.
5. Cocinar a fuego medio hasta que espese y se logre la textura deseada, agregar el queso y revolver bien.
6. Salpimentar al gusto
7. Agregar la pasta cocinada, revolver y servir.

A veces se sirve este plato acompañado de sopa de tomate o se coloca en un pirex, se cubre con una mezcla de pan molido y queso parmesano y se gratina en el horno como una caserola.

Aquí en la casa lo acompaño de tostadas y algún vegetal como brócoli y zanahoria blanqueados, para que haya color en el plato, pero la verdad es que no se necesita nada mas que un tazoncito y una buena película.

Feliz día, espero que estén seguros y sanos en casa.
Esto va a pasar y pronto estaremos bien.

#QuedémonosEnCasa #QuidémonosTodos

Silvia Solera
IIN Health Coach
Fundadora de ¡Vení, Cocinemos!
[email protected]
teléfono: 6057-0006
Facebook: www.facebook.com/venicocinemos/
Instagram: Instagram.com/veni_cocinemos_silsol
YouTube: Vení Cocinemos con Sil Sol
Blog: https://micocinadecerca.blogspot.com/


Traducir artículo

PUBLICIDAD.