Marcia Saborío y María Torres: «de la comedia vivimos afuera, del teatro vivimos adentro»

Veteranas actrices vuelven a unirse en obra "El Reencuentro", dirigidas por Arnoldo Ramos

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Varias generaciones las han visto crecer y madurar como artistas, y otras más bien crecimos con ellas – mujeres, artistas, madres – por más de 30 años. Es difícil encontrar a un costarricense adulto que no sepa quiénes son Marcia Saborío y María Torres.

Aunque no sea seguidor del teatro o de la comedia, esta dupla icónica de las artes escénicas criollas, con cada uno de sus personajes, representa a Costa Rica y han hecho historia en la actuación.

Este viernes, para la celebración del Día del Amor y la Amistad, Marcia Saborío y María Torres se vuelven a topar en el escenario, con la obra «El Reencuentro», texto del español Ramón Paso, dirigida por el costarricense Arnoldo Ramos.

Marcia y María se consideran «profetas en su profesión» y han derribado barreras en una carrera ya difícil de transitar.

«Esta obra representa muchas cosas y que además se llama ‘El Reencuentro’, y trata de dos hermanas que se reencuentran después de 20 años, que, curiosamente, en la vida real nos pasó», bromeó Saborío.

Su complicidad con Torres es hermandad pura; amigas que nos conocen mejor que una misma.

El Observador tuvo una conversación íntima con ambas, en el camerino del Teatro Espressivo a pocas horas de su presentación. Las dos poseen un carisma inigualable. Tras menos de cinco minutos con ellas, ese sentimiento del cuerpo después de tanto reírse, llega a ser reconocible.

María Torres mencionó que tras leer la obra, quedaron impactadas, de lo bien escrita y lo divertida que es. «Es drama pero tiene una comedia negra increíble», comentó.

«Es nuestro reencuentro juntas, en el escenario haciendo drama, haciendo el teatro que nos formó, el que estudiamos y con el que crecimos; el que nos hacía mucha falta», agregó Saborío. 

Entre quehaceres, perros y gatos

La obra es dirigida por Arnoldo Ramos, con un texto de Ramón Paso. (Alonso Solano/El Observador)

Con más de 35 años de trayectoria, de ambos lados, sus vidas, aún sin querer, llega a tener matices de sabiduría y de libertad.

Saborío se describe como una mujer que disfruta comerse un almuerzo rico en su casa, sano, bonito, a la par de sus perros. «Marcia no vive en la montaña, se esconde», fue como Torres vaciló a su amiga por vivir en San Gerónimo de Moravia.

«Me gusta nadar, hacer yoga, envolverme con los perros porque me dan vida; tratar de distribuir el tiempo de la mejor manera posible, además de la Caja, la Municipalidad, Hacienda… o sea, así cotidiano», río Saborío.

A Torres le gusta acostarse tarde. Su día también comienza con dos perros y tres gatos. «Me gusta agarrar el bus e irme para San José, almorzar en el Mercado, caminar por el bulevar y comprar libros», contó Torres.

«Yo no nada, mamita, no nado», detalló María entre risas, «pero voy a entrar a los cursos de adulto mayor de la U, y estoy muy entusiasmada de volver».

Sobre el teatro y sus «teatralidades»

Al final de la entrevista, el director Arnoldo Ramos se sumó al diálogo. Destacó el crecimiento y la evolución del teatro en Costa Rica, así como los esfuerzos realizados por sus colegas y artistas en traer nuevos géneros, que no habían sido desarrollados en el país, como los musicales.

«Estoy convencido de que uno está haciendo lo mejor, desde uno, porque también en el teatro hay muchas verdades. Como diría Mauricio Kartun, el argentino, en el teatro hay muchas teatralidades, y cada una tiene que ser respetada en su dimensión exacta», aseguró.

Marcia y María confirmaron que nunca dejarán de hacer teatro.

El teatro es una adicción, esto no lo vamos a dejar nunca. Desde la dirección, la producción, desde la enseñanza; estaremos haciendo teatro, yo creo, que hasta que la muerte nos separe.

«El Reencuentro» se presenta en el Teatro Espressivo, en Momentum Pinares en Curridabat. La temporada inicia hoy 14 de febrero y se mantendrá hasta el 5 de abril, con funciones los viernes y sábados a las 8:00 p.m. y los domingos a las 6:00 p.m.

Entre ambas acumulan casi 80 años de carrera. (Alonso Solano/El Observador)

OBSERVE MÁS: Comedia teatral busca reflejar decadencia política


Traducir artículo

El periodismo me acerca a las realidades más puras y crudas de la sociedad. Mi único deseo es proyectar esa información a través de las letras e ir cambiando al mundo una nota a la vez.