ONU califica de «ilegal» el proyecto israelí de anexión de Cisjordania

Plan prevé la creación de un Estado palestino en un territorio restringido y fragmentado así como la anexión por parte de Israel de varias colonias y del valle del Jordán

En el 2007, este trabajador palestino saltó en una obra en la Ribera Occidental en el asentamiento de Nofei Prat, ubicada entre Jerusalén y Jericó. Es una de las colonias que se disputan los israelíes por integrar. (AFP)
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

(Ginebra, Suiza) La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció la ilegalidad del proyecto israelí de anexión de Cisjordania, y subrayó que sus consecuencias «durarán décadas».

«La anexión es ilegal. Punto final», afirmó Michelle Bachelet en una declaración escrita. «Cualquier anexión. Se trate del 30% o del 5% de Cisjordania».

«Pido con insistencia a Israel que escuche a sus propios exfuncionarios y generales, así como a numerosas voces en el mundo, advirtiéndole de no seguir por esta vía peligrosa», añadió.

La alta responsable de la ONU dijo que las «ondas expansivas de la anexión durarán décadas y serán extremadamente perjudiciales para Israel, así como para los palestinos» y aseguró que todavía hay tiempo para modificar la decisión.

El 28 de enero el presidente estadounidense Donald Trump, junto al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, presentó su proyecto de resolución del conflicto israelopalestino partiendo de la situación actual y no, como se hacía hasta ahora, del derecho internacional y de las resoluciones de la ONU.

Este plan prevé la creación de un Estado palestino en un territorio restringido y fragmentado así como la anexión por parte de Israel de varias colonias y del valle del Jordán, en la Cisjordania ocupada, un territorio palestino a unos cincuenta kilómetros de Gaza.

(AFP)

OBSERVE MÁS: ONU identifica a 112 empresas con negocios en las ilegales colonias israelíes

La Autoridad Palestina y las protestas

A medida que se acerca el 1 de julio, fecha a partir de la cual el gobierno israelí debe pronunciarse sobre su proyecto de anexión, el gobierno palestino multiplica sus declaraciones para afirmar su oposición, y llama a la comunidad internacional y a la población a rechazarlo.

Muchos responsables extranjeros han expresado su oposición al proyecto. Pero en Cisjordania, donde todos tiene presente las dos intifadas (levantamientos palestinos: 1987-1993 y 2000-2005), la movilización es baja, al contrario que en la Franja de Gaza, donde los habitantes se manifiestan más a menudo, impulsados por el movimiento islamista Hamas que controla el enclave.

Es cierto que, el 22 de junio, hubo una gran manifestación en Jericó, la «capital» del valle del Jordán, la fértil llanura que Israel quiere anexionar.

«Ningún poder»

Pero para conseguirlo, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y el Fatah, organizadores del acto, tuvieron que fletar autobuses, imprimir decenas de pancartas e incluso movilizar a los scouts.

«Hay un sentimiento de cansancio«, dice la analista Nour Ode, al explicar la poca movilización.

«Manifestarse en medio de Ramalá, esperar que las cámaras vengan para mostrar cómo se está de indignado y finalmente darse cuenta de que uno se habla a sí mismo» desalienta, explica a la AFP.

«Los responsables palestinos prometieron aportar la paz gracias a las negociaciones, y no lo consiguieron», lo que ha creado frustración, prosigue esta analista.

Palestinos e israelíes firmaron en 1993 los Acuerdos de Oslo, sentando las bases para poner fin al conflicto. Pero un cuarto de siglo más tarde, la solución todavía no ha llegado: Cisjordania está ocupada por Israel desde 1967, las colonias se expanden y ahora se habla de anexión.

En el valle del Jordán, un agricultor espeta: «¡la Autoridad Palestina (…) no tiene ningún poder!«. Entonces, para qué manifestarse, se pregunta.

Para el analista Ghassan Khatib, la poca movilización muestra el «abismo» entre la calle palestina y los dirigentes. «La ausencia de elecciones explica en parte este fenómeno», afirma. Desde hace años, no se han celebrado elecciones, ni legislativas ni presidenciales, debido a los desacuerdos entre la Autoridad Palestina y Hamas.

OBSERVE MÁS: Reabre Explanada de las Mezquitas en Jerusalén tras dos meses cerrada


Traducir artículo