Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

El diputado liberacionista Gustavo Viales reveló que Ottón Solís firmó contratos especiales en 2004, en los cuales prometía el pago con bonos de deuda política, que debían ganarse tras los resultados de las elecciones presidenciales de 2006.

El documento fue dado a conocer esta mañana, durante la audiencia de Solís en la Comisión Especial Legislativa que investiga el financiamiento de las campañas políticas de 2004,2006 y 2010 del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Viales mostró un contrato especial firmado por Ottón Solís, con Manuel Antonio Bolaños, quien fue condenado por la estafa del PAC en 2010. La agrupación realizó el timo mediante 263 contratos por servicios profesionales.

En la audiencia, la primera pregunta de Viales hacia el fundador del PAC tuvo que ver con su participación en contratos especiales, pero recibió respuesta negativa de Solís, quien actualmente es representante de Costa Rica ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El excandidato presidencial y exdiputado dijo luego que negó firmar contratos, pues creyó que se referían a los contratos usados para la estafa.

OBSERVE MÁS: Tribunal condena al PAC a pagar ¢89 millones a Jaulares por servicios que no canceló en 2014

Rol de «Tony» Bolaños

A Solís se le cuestionó porque Bolaños fue contratado como coordinador general en el desarrollo de la Oficina de Apoyo Informativo del PAC, pese a que en audiencia reconoció ser bodeguero del partido y sin conocimientos básicos en computación.

Para Viales, eso se responde con que en el Partido contrataba personal con bajo salario, para evadir cargas sociales y los hacían firmar este tipo de contratos con bonos de deuda política que no eran seguros.

En un libro de la editorial IFED-TSE del Tribunal Supremo de Elecciones, sobre el financiamiento de partidos autoría de Hugo Picado y Rónald Chacón, explican que los bonos son certificados de cesión que sirven para ceder a terceros el derecho a la obtención de la contribución estatal.

«En realidad, los certificados constituyen una expectativa de derecho, ya que únicamente se convertirán en bonos de deuda política cuando se den dos condiciones futuras e inciertas: 1) que el partido político logre comprobar sus gastos electorales ante el Tribunal Supremo de Elecciones y 2) que el monto autorizado en calidad de reembolso de gastos
electorales supere la colocación realizada», explican en el libro.

OBSERVE MÁS: Estafa PAC: 98% de los contratos tenían firmas falsificadas según extesorera

«Es problema de ellos»

Solís no ve problema en pagar con bonos de deuda política a trabajadores.

«Es problema de quienes hayan aceptado eso como pago a futuro. El Partido evidentemente iba a emitir bonos y probablemente quien firmó eso, estaba considerando esa situación», manifestó en la audiencia.

«Habría que preguntarle a don Antonio si fue engañado o qué fue lo que pasó», detalló.

Para Viales, Ottón Solís comprometió bonos que ni siquiera existían.

«Ni siquiera incluyó la serie (A,B o C) porque los bonos no existían. Usted lo que quería con Manuel Antonio y otros funcionarios de su partido en esa época, era que trabajaran bajo planilla como sucedió pero les aseguraba contrato para luego retribuir recursos, e inflar los gastos ante el Tribunal», sostuvo el verdiblanco.

Según Solís, la revisión de ese tipo de contratos debían ser supervisados por el secretario general de ese momento.

En su defensa, apuntó a la austeridad en las finanzas públicas.

Franggi Nicolás, del PLN, cuestionó al fundador del PAC por llamar a Viales, presidente del foro legislativo, para solicitarle asistir de último en las audiencias, después de Maynor Sterling (condenado por la estafa), lo cual fue señalado por diputados como corrupción.

OBSERVE MÁS: Estafa PAC: argumento de que fue un acto aislado del 2010 no convence a Comisión investigadora


Traducir artículo

PUBLICIDAD.