Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: < 1 minuto

(Roma, Italia) El presidente de la federación italiana de fútbol, Gabriele Gravina, reconoció que espera poder albergar aficionados en el estadio antes del final del campeonato, aunque señaló que es un debate «prematuro».

«¿Espectadores en el estadio? Ahora es prematuro. Pero tengo la esperanza de que pueda ocurrir al final del campeonato, lo espero de todo corazón», declaró Gravina, entrevistado por Radio 24.

El campeonato de Italia, interrumpido desde el 9 de marzo por la epidemia de coronavirus, obtuvo el jueves luz verde del gobierno para un inicio a mediados de junio.

Los partidos serán organizados siguiendo un protocolo sanitario muy estricto y está previsto que se jueguen a puerta cerrada. La Serie A debe terminar a principios de agosto.

Pero desde hace algunos días, varias voces se hacen escuchar en el mundo del fútbol italiano para evocar la posibilidad de abrir ciertos estadios a los aficionados, de forma limitada y si las condiciones sanitarias lo permiten.

«Sigo la evolución de la situación para los cines, los teatros, las manifestaciones culturales. Parece impensable que en un estadio de 60.000 u 80.000 plazas, no haya espacio para un porcentaje mínimo de espectadores pueda asistir al partido, con todas las precauciones necesarias», declaró Gravina.

«Es prematuro hablar de ello hoy. Pero con la reanudación del campeonato, podría haber una nueva pequeña señal de esperanza para nuestro país. Sería también una manera de recompensar a los seguidores tras un período particularmente difícil», añadió.

A partir del 15 de junio, las salas de cine y los teatros podrán volver a abrir en Italia, con grupos limitados y siguiendo las reglas de distancia precisas.

OBSERVE MÁS: ¡Vuelve el Calcio! Fútbol italiano se reanudará el 20 de junio


Traducir artículo