Presidente del Congreso: «Queda permitido protestar pero no pisotearle los derechos a los demás»

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

De las tres horas que duró el debate sobre el proyecto de ley de huelgas, 30 minutos fueron consumidos por el presidente legislativo Carlos Ricardo Benavides, para defender la propuesta que impulsó por más de un año.

Según el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), la Reforma Procesal Laboral aprobada en el gobierno de Luis Guillermo Solís generó portillos judiciales que avalaron los movimientos huelguísticos, circunstancia que llegó al tope con la huelga contra el plan fiscal.

«Inventaron algunos de los tribunales de trabajo que como no se decía textualmente, las huelgas políticas no estaban prohibidas. Ese invento empezó a tomar fuerza y se potenció enormemente en el 2018», explicó el verdiblanco. 

A partir de esa premisa, justificó el proyecto y lanzó ataques contra los sindicatos.

«He conocido líderes sindicales que son gente no solo inteligente sino ética, que ha dirigido las luchas de los intereses de su gremio. Pero también hay otros lideres han abusado de su poder para dirigir a sus gremios para recibir duras derrotas políticas y económicas», señaló. 

Según el proponente, los derechos a la huelga y la manifestación se mantienen con la nueva ley, pero se frenarán los abusos que cometió la dirigencia en algunos momentos.

«Algunos lo que quieren es derecho a protestar pagado por los costarricenses», fustigó.

«Hoy no hay grandes manifestaciones porque hay muchos que están de vacaciones», ironizó Benavides, ante la escasa presencia de manifestantes fuera de la Asamblea y en las barras de público este martes.

OBSERVE MÁS: Ley de huelgas supera primer round: votación final será el jueves

Dedicado a las víctimas de las huelgas

Aunque el reglamento da solo 10 minutos para que cada diputado hable a favor o en contra de un proyecto, los legisladores Wágner Jiménez y Luis Antonio Aiza cedieron su tiempo al presidente legislativo Carlos Ricardo Benavides, que intervino por media hora en el Plenario. (Tomás Gómez/El Observador)

Pasada la votación en que 36 legisladores aprobaron el texto, Benavides dejó ver su satisfacción y dedicó el éxito a quienes se vieron afectados por las huelgas de los últimos años.

«Ha sido más de un año de pelea que no siempre ha sido fácil. Pero me alegra sentirme representando a los electores que sufrieron por años el abuso de algunos movimientos huelguísticos, que les negaron su derecho a la atención médica, a la educación pública, al transporte o la libertad de tránsito», dijo emocionado.

En su mensaje, el diputado celebró también que la iniciativa hubiera sido validada en la Sala Constitucional, tanto en lo respectivo a la Carta Magna costarricense como al derecho internacional. 

«En algunas ocaciones se le daba la razón a las huelgas con bloqueo en contra de los ciudadanos. Había gente que pisoteaba a la ciudadanía impunemente y se le pagaban salarios por hacerlo. Eso espero yo que se termine con este proyecto», cerró.

OBSERVE MÁS: Pocos sindicalistas se manifiestan por inminente aprobación de proyecto de huelgas: «Moriremos con las botas puestas»

Por fin aprobado

La nueva regulación de huelgas había sido aprobada en primer debate el 3 de setiembre, pero fue enviada a consulta en la Sala Constitucional

Salvo en lo referente a la disolución de sindicatos y la declaratoria de los servicios judiciales como esenciales, los magistrados avalaron la propuesta.

Para avanzar en el trámite, los diputados eliminaron los artículos cuestionados y optaron por votar una versión con cambios como la notificación digital, la prohibición de huelgas políticas o los procedimientos legales más expeditos. 

La votación quedó 36 a 15 y tendrá su debate final el próximo jueves.

OBSERVE MÁS: Presidente agradece a diputados aprobación de proyecto de ley sobre huelgas

PUBLICIDAD.