Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los resultados efectivos que ha tenido Corea del Sur en el combate del coronavirus siguen destacando a nivel mundial. Por la vía digital, médicos costarricenses están recibiendo insumos directamente desde ese país para la atención de la enfermedad en Costa Rica.

Las lecciones son facilitadas por seis académicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Coreana de Yonsei. Abordan temas como el derecho a la salud y la cobertura de la población.

En las próximas semanas se coordinará con la Cancillería coreana un nuevo intercambio de experiencias, para profundizar en temas como atención efectiva de la enfermedad y tratamiento de brotes.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores existen acuerdos con el país asiático para activar otros mecanismos de cooperación durante la emergencia y para facilitar la inversión una vez que la pandemia pase.

Hasta este momento, Corea del Sur registra más de 10.400 casos de COVID-19, pero logró controlar la aceleración en el crecimiento de contagios.

OBSERVE MÁS: ¿Por qué es necesario redoblar esfuerzos pese a no tener una alta tasa de mortalidad?

Buscando soluciones por Asia

Para las capacitaciones con expertos asiáticos se ha contado también con la ayuda de Banco Mundial. (Ministerio de Relaciones Exteriores)

El continente asiático fue el origen del nuevo coronavirus, que apareció a finales del año pasado en Wuhan, China. Los países de esta región fueron los primeros en enfrentarlo, por lo que llevan dos meses de ventaja respecto a América Latina en el tratamiento.

Por la vía digital, sus expertos han dado capacitación tanto al Ministerio de Salud como a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Además de Corea del Sur ya se había recibido, con el mismo sistema, la cooperación de China para evaluar posibles tratamientos.

OBSERVE MÁS: Caja conversará con científicos chinos para evaluar opciones de atención por COVID-19

El caso coreano

En Seúl en febrero, funcionarios de salud tomaron muestras de conductores con síntomas sospechosos de COVID-19. (AFP)

Corea del Sur, calificado como «ejemplar» por autoridades mundiales, ha logrado «aplanar» la curva de nuevos casos. La propagación de la COVID-19 estalló a finales de febrero en la ciudad de Daegu.

En el momento álgido de la crisis, se registraron 909 nuevos contagios en un solo día. Actualmente, hay más de 10.000 casos de infecciones y 192 fallecieron. Pero el número de casos adicionales en 24 horas en Daegu acaba de situarse por debajo de los 10.

Y en todo el país, la vida sigue su curso de una forma más o menos normal. Se aplican totalmente las consignas de distancia social, sin necesidad de ser impuestas por el gobierno.

Los expertos han destacado la estrategia surcoreana de detección masiva (más de 485.000 tests), así como el seguimiento de contactos de los enfermos y la cuarentena impuesta a todos los pacientes. Pocas semanas después de lanzar una licitación pública, Corea del Sur se hizo con un test de detección eficaz, que actualmente se está exportando mucho.


Traducir artículo

Estudiar Derecho me enseñó que lo que realmente cambia las cosas es el periodismo bien hecho.
Si la política o las leyes parecen aburridas es porque nunca nos las han contado de la forma correcta.

PUBLICIDAD.