Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Las autoridades de cuatro operadores de agua potable hicieron un llamado a utilizar de manera racional el recurso hídrico en este momento de emergencia por el coronavirus.

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) ha llegado a registrar un consumo promedio de hasta 400 litros de agua por persona en un día, cuando la cantidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 100 litros diarios por persona.

Esa cifra se adecúa tanto para satisfacer necesidades de consumo así como de higiene, según el organismo.

Este viernes, la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga, indicó que el sistema tiene menos cantidad de agua, por la época seca y mayor consumo, tras el llamado a quedarnos en casa.

«Tenemos un vacío que no logramos subsanar, por más acciones que tomemos. La gente está respondiendo al llamado de las autoridades de salud de lavarse las manos y mantener el higiene», detalló Astorga.

OBSERVE MAS: Racionamientos de agua afectarán a 26 mil personas en Mora y Santa Ana

ESPH a tope

El gerente general de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), Allan Benavides, expresó que nunca habían vivido una situación tan preocupante como la actual. En este momento, mantiene funcionando a máxima capacidad sus 26 pozos para atender la demanda.

También aclaró que la orden de acatamiento de quedarse en casa, los ha obligado a hacer un esfuerzo permanente, mediante la activación de todos los pozos y estaciones de bombeo de agua potable para que la atención de estas familias concentradas se mantenga de manera constante.

«El verano y su sequía han obligado a racionamientos programados. Hago un llamado para un uso racional, esencialmente para labores de higiene, alimentación y descargas sanitarias. Por favor, no utilicen el agua para nada que no agregue valor ante esta pandemia», solicitó Benavides.

OBSERVE MAS: Morosidad de clientes de ESPH se ha multiplicado por 20 durante emergencia nacional

Sistemas comunales

En el país hay más de 2.000 Asociaciones Administradoras de los Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Comunales (Asadas).

La Asada de San Rafael de Alajuela suministra el servicio de agua a 35.000 personas y ha registrado una disminución, en uno de sus pozos de cuatro metros, en el transcurso de los últimos 15 años por efectos del cambio climático.

El aumento en las horas de bombeo de los pozos, debido a las altas demandas, tiene efecto en los costos operativos, y por consiguiente, en las tarifas del agua.

«Un incremento del 5% de morosidad, podría llegar a un cierre técnico para muchas Asadas. A todas las personas con teletrabajo y que todavía tienen sus ingresos de manera normal, seamos solidarios y paguemos los recibos», solicitó Juan Luis Céspedes, presidente de la Asada.

Por su parte, el alcalde de la Municipalidad de Grecia, Mainor Molina, resaltó que han conversado con todas las Asadas, para que tomen las medidas de prevención para el consumo moderado, racional y solidario.

OBSERVE MAS: Minae y MAG extenderán plazo para concesiones de aprovechamiento de agua que vencen este año


Traducir artículo

El periodismo me acerca a las realidades más puras y crudas de la sociedad. Mi único deseo es proyectar esa información a través de las letras e ir cambiando al mundo una nota a la vez.