(Video) Orosi se tiró a las calles para despedir con globos, flores y pitos a vecino que murió por COVID-19

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Simplemente emotiva. Estas dos palabras describen a la perfección la despedida que la comunidad de Orosi, en el cantón de Paraíso, le dio a uno de sus vecinos este lunes, quien falleció el lunes a las 10 a.m. a causa de la COVID-19.

Decenas y decenas de carros -el medio local Valle de Orosi contabilizó 4 kms con globos, pañuelos y pitos- acompañaron a la carroza fúnebre que trasladó los restos de Gerardo Jiménez, vecino de la comunidad de Palomo, quien perdió la batalla contra la pandemia en el hospital Calderón Guardia.

Él fue una de las 21 personas que murieron a causa de la enfermedad entre sábado y lunes pasados.

Hasta este momento Costa Rica contabiliza 171 decesos y 19.402 casos desde que se reportó el primer fallecimiento el 19 de marzo y el 6 de ese mes se registró el primer caso positivo.

Las imágenes compartidas por Valle de Orosi dejan a cualquier persona con la piel erizada y el corazón henchido al ver el desborde de cariño, empatía y solidaridad del pueblo hacia uno de sus habitantes, muy querido en este distrito paraíseño.

Don Gerardo, como se le conocía, laboró por muchos años como bartender en un conocido hotel de la zona en la década de los años setenta. Los vecinos los recuerdan por su espíritu alegre y cálido.

En las afueras de las casas familias enteras, con mascarillas o caretas -las mismas que llevaban quienes iban en los carros-, vieron pasar la enorme caravana con pañuelos y flores… era su manera de decirle adiós a don Gerardo.

Hubo quienes lloraron no solo por su partida sino también al ver cómo esta localidad cafetalera se desbordó desde el filo de la tarde. Los puentes y paradas de buses estaban decoradas también con globos, reportó el medio local.

Una vez en el cementerio local solo ingresó personal autorizado y debidamente protegido.

OBSERVE MÁS: «Vimos el entierro de mi abuelita por Zoom»: adulta mayor josefina murió por COVID-19 y su familia no pudo asistir al sepelio


Traducir artículo