Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 4 minutos

El 24 de marzo, el mismo mes en que inició la pandemia en Costa Rica, comenzó a regir la restricción vehicular sanitaria. Con prohibiciones más severas para la circulación de carros y motos, la medida transformó los comportamientos de conductores y también enfocó las multas de tránsito. Pero al mismo tiempo envió a decenas de personas a perder su licencia de conducir.

Hasta el pasado 16 de junio, habían 1.640 conductores que debían realizar el curso de reeducación vial por perdida total de puntos de la licencia, según datos solicitados por El Observador al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi). Esto es más que la cifra promedio de todos los que solicitaron hacer el curso en los últimos cuatro años (ver gráfico de barras más abajo).

Además la emergencia sanitaria y los protocolos de atención al público generaron una presa de solicitantes. Carlos Rivas, director Legal del Cosevi, indicó que hasta mayo – hace más de un mes – habían 735 personas haciendo fila para obtener un espacio para realizar el curso. Esa cifra se duplicó para junio.

«Si se afina un poco el lápiz la situación que se presenta es que la mayoría son conductores que han tenido la licencia por primera vez, entonces entran con seis puntos de la licencia y (violar) la restricción vehicular sanitaria implica la pérdida de seis puntos, entonces esas personas se quedan sin puntos y están en la obligación de acudir a este curso o gestionar el trabajo comunal que es la otra opción», afirmó Rivas.

«Ha sido el efecto inmediato de la restricción vehicular sanitaria, la acumulación de la mitad de los puntos prácticamente que puede tener un conductor y todos buscan recuperar los puntos para estar al día con la licencia. (…) Prácticamente un 100% fue el aumento que se dio», agregó.

(Alonso Solano/El Observador)

OBSERVE MÁS: Más límites por coronavirus: restricción vehicular en la noche y extranjeros que salgan quedarán irregulares

La restricción sanitaria quita seis puntos de la licencia de conducir y esa cantidad condiciona al infractor a aplicar el curso de reeducación vial.

El 18 de mayo, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) detalló que1.006 conductores debían realizar curso por cometer faltas graves en carretera, incluida la nueva restricción de tiempos de pandemia.

OBSERVE MÁS: Sala Constitucional rechaza recurso presentado contra restricción vehicular nocturna

Pocas aulas, mitad de aforo

Luego de la cancelación por unos días de las pruebas, con los nuevos protocolos el aforo debe ser un máximo de 50%. (MOPT)

En todo el territorio nacional, hay 13 espacios y aulas para realizar el curso de reeducación vial. Pueden recibir a 25 personas o menos en algunos casos. Pero con los protocolos sanitarios debido a la pandemia, se redujo el aforo a un 50% de su capacidad. Las nuevas condiciones junto a más multas por la restricción disparó la lista de espera.

María Eugenia Salazar, subdirectora General de Educación Vial, señaló que ante la emergencia, buscan desarrollar el curso en un total de 16 horas. Pero es aún una propuesta que no se ejecuta, que generaría un tiempo presencial de estudiantes de una hora como máximo y tres horas de trabajo extra clase en casa.

Carlos Rivas, director Legal del Cosevi, reconoció que el curso no sería tan efectivo si se las labores son en el hogar.

«Como se limita el espacio, se limitan más las citas. Implica que se dilata en el tiempo. (…) Sería cuestión de meses (el salir de la presa) porque mientras esté la pandemia se seguirán dando las infracciones y estará gente en esa situación. Es como un ciclo, se sale de unos para entrar a otros», comentó el jerarca.

Además son pocas las personas que optan por realizar un trabajo comunal en un ente sin fines de lucro.

La Ley de Tránsito define las siguientes conductas graves y más peligrosas en carretera, con la sanción económica más alta y mayor acumulación de puntos (seis):

  • conducir bajo los efectos del alcohol en cantidades elevadas
  • girar en U en zona prohibida
  • ir a más de 120 km/h
  • conducir con la licencia vencida
  • adelantar en curvas, puentes o intersecciones
  • invadir el carril contrario separado por la línea de barrera continua

Según el MOPT quienes sumen seis puntos deberán realizar un curso de sensibilización y reeducación vial (similar al curso teórico) de manera presencial, durante cuatro días. Al quinto harán una prueba que deben ganar con al menos un 80.

Si la persona falla, podrá realizar el examen, de nuevo. Si lo pierde por segunda vez, deberá matricular de nuevo el curso e ir los cuatro días a clases.

«Estas personas solo podrán renovar la licencia por cuatro años, y no por seis como ocurre con los conductores ‘bien portados'», dijo en mayo el director de la Policía de Tránsito, Germán Marín.

OBSERVE MÁS: Autoridades sorprendieron a 340 choferes violando restricción el fin de semana

La normativa define que deben realizar el curso de de sensibilización y reeducación vial, ante la pérdida de puntos en la licencia:

  • un conductor novato (licencia por primera vez) que pierde el derecho de conducir de forma inmediata por un año
    • deberá llevar el curso para renovar
    • su licencia se renovará solo por cuatro años y no seis
  • un conductor con experiencia o calificado profesional podrá acumular como máximo 12 puntos
  • una acumulación total de los puntos permitidos implica perder la licencia y no podrá reacreditarse para conducir hasta que hayan transcurrido 12 meses

OBSERVE MÁS: Autoridades aplicarán restricción vehicular nocturna en cantones fronterizos de la Zona Norte


Traducir artículo