Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: < 1 minuto

(Washington) El “muy importante panda” Bei Bei salió el martes de su recinto del zoológico nacional de Washington. Emprenderá un viaje hacia China, la tierra de sus ancestros.

El plantígrado macho de cuatro años – símbolo para muchos estadounidenses – fue colocado en la jaula en la que será transportado por un Boeing 777 especial hasta Chengdu, la capital mundial de los osos pandas.

Su cuidadora desde que naciera y un veterinario acompañarán a Bei Bei en su travesía, para alimentar al panda durante las 16 horas de vuelo. Para ello transportan treinta kilos de bambú y buena cantidad de manzanas, peras, boniato y galletas.

La autoridades chinas mantienen en secreto el destino de Bei Bei, cuyo nombre significa “Tesoro preciado”.

OBSERVE MÁS: El panda gigante Bei Bei del zoológico Smithsonian en Washington regresará a China el próximo martes

Tesoro nacional

Considerados un “tesoro nacional” en China, los pandas fueron ofrecidos como regalos estatales por Pekín en la década de 1970.

China abandonó esta práctica, y pasó a arrendarlos o darlos en préstamo a largo plazo, a menudo muy caros para los zoológicos. Los pandas y sus crías siguen siendo propiedad de la República Popular.

Bei Bei, nacido en Washington, recibió el cariño de Estados Unidos. En 2015, la entonces primera dama de ese país Michelle Obama, y su homóloga china, Peng Liyuan, revelaron su nombre con gran pompa.

El joven panda continuará con su vida dentro de un programa de reproducción de esta especie de mamíferos, aún en un estado de conservación “vulnerable”.

OBSERVE MÁS: Con un pastel congelado, Bei Bei, el panda gigante, celebra su 4 cumpleaños


Traducir artículo