Financiamiento pymes
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Carlos Peña para El Observador

Hace ya varios meses le he dedicado diversas columnas al tema del autoempleo; y no es para menos, este sector representa al 70% de las PYMES a nivel nacional, mueve miles de millones de colones al año y emplea a la mayoría de las personas que buscan un sustento en el sector privado.

El autoempleo es un método de gestión de ingresos por cuenta propia. Hace unas semanas fue interesante ver en un chat en el que participé cómo algunas personas se ofendieron por llamarles autoempleados y no empresarios, pero es necesario tener la madurez para entender que ambos términos el diccionario los define de forma diferente y es porque son sujetos económicos diferentes.

El autoempleo es digno, justo y tiene muchos elementos positivos en su haber, como lo es la libertad del manejo y uso del tiempo.

A su vez, el autoempleo requiere de mayor apoyo por parte del Estado siendo capacitaciones, herramientas normativas, exoneraciones y por sobre todo eliminación de barreras parafiscales que le impiden crecer.

Un autoempleado se encuentra limitado a sus capacidades físicas, profesionales y de entorno ya que por su falta de recursos (no necesariamente capital) le cuesta más escalar a nivel de negocios y por ende necesita más apoyo.

El autoempleo es una decisión de vida y como tal es importante respetarla, entendiendo claramente que no es una herramienta para la multiplicación de riqueza ni tiene por fin la creación de empleo a terceros, únicamente sustituye un canal de ingresos para la persona que decide autoemplearse.

El autoempleo puede ser sumamente lucrativo si las condiciones institucionales y normativas permiten el pleno desarrollo de trabajos personales o profesionales por cuenta propia.

El pasado 23 de noviembre del presente año este medio publicó una nota sobre un nuevo proyecto de ley que busca nivelar la cancha entre autoempleados y asalariados, presentado por el diputado Jonathan Prendas del partido Nueva República.

En el año 2016 por medio de mi fundación Costa Rica Emprende presenté un proyecto de ley llamado “Fomento a la Persona Emprendedora”, donde demostré por medio de un estudio estadístico que bajando a la mitad las cargas sociales cobradas a emprendimientos de menos de 4 años la Caja Costarricense del Seguro Social por año iba a poder aumentar sus ingresos en más de 15 millones de dólares americanos.

Lastimosamente en ese momento tanto el Gobierno de Luis Guillermo Solís como la bancada del Partido Acción Ciudadana le hicieron la vida imposible a dicho proyecto y terminó archivado.

Este nuevo intento presentado por el diputado Prendas a todas luces pareciera que va por el camino correcto, busca eliminar las disparidades que existe entre el régimen de asalariados y autoempleados.

En primera instancia busca equiparar el pago aportado por el autoempleado y asalariado al mismo nivel y eliminar las diferencias.

El mismo proyecto busca eliminar el cobro equivalente al pago de cuota patronal para autoempleados.

Sugiero que, además de estos puntos es urgente revisar la exoneración al primer tracto de apenas poco más de 3 millones de colones a la renta de un trabajador independiente cuando el asalariado la ubica por encima de los 12 millones de colones al año.

Si se pudiera corregir tanto las cargas sociales como la exoneración de renta en autoempleados puedo asegurar, casi apostando mi carrera profesional, que veríamos:

  1. Mayor contratación de servicios personales y profesionales porque los costos bajan
  2. Mayor formalización del sector privado (actualmente ronda el 50%)
  3. Mayores ingresos para la seguridad social
  4. Reducción sustancial de la elusión y evasión fiscal

En la Asamblea Legislativa es usual encontrar buenas propuestas normativas, lastimosamente, en muchas ocasiones los medios de comunicación dejan de informar y se vuelven más bien medios de entretenimiento y polémica, por lo cual me parece oportuno dar seguimiento a este tipo de iniciativas que fue bien informado por este medio.


Traducir artículo

Blog