Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

(Nueva York, Estados Unidos). Pensilvania certificó los resultados de la elección presidencial de Estados Unidos que dieron por ganador al demócrata Joe Biden el 3 de noviembre en ese estado clave, informó el martes el gobernador Tom Wolf.

El departamento de Estado de Pensilvania “certificó los resultados”, tuiteó Wolf. Anunció que firmó el certificado que confirma el triunfo de Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris sobre el presidente Donald Trump.

Wolf felicitó asimismo a los funcionarios electorales “que han estado bajo ataque constante y han hecho un trabajo admirable y honorable”.

El sábado anterior, un juez de Pensilvania desestimó las acusaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de fraude electoral generalizado en ese estado. Se asestó así un nuevo golpe a los intentos del republicano por revertir su derrota en las elecciones presidenciales.

La decisión del magistrado, que criticó la estrategia legal del equipo de Trump, allanó el camino para que Pensilvania certificara la victoria del demócrata Joe Biden.

Con cada vez menos tiempo para la toma de posesión de Biden, el 20 de enero del año que viene, el equipo de Trump se ha centrado en tratar de demorar o evitar que varios estados certifiquen los resultados de las elecciones. Además, de haber interpuesto numerosas demandas judiciales que hasta ahora han fracasado.

Michigan

Este lunes, una comisión especial certificó  la victoria del demócrata en el estado de Michigan. Esta acción limita las opciones del Presidente Republicano en su campaña por impugnar los resultados de las  elecciones.

El panel decidió por tres votos a favor y una abstención que Biden sea certificado como ganador de las elecciones, en las que se impuso por cerca de 156.000 votos frente a Trump. En ese estado hubo 5,5 millones de sufragios.

Uno de los cuatro miembros de esa comisión, un republicano, se abstuvo, al seguir el camino marcado por Trump que denuncia sin pruebas un fraude electoral.

Es “inaceptable” que queden “tantas preguntas sin respuestas”, declaró el republicano Norman Shinkle, durante una reunión retransmitida en directo por internet.

La certificación de los resultados electorales suele ser un mero trámite, pero el presidente Trump y sus aliados habían presionado en los últimos días a los republicanos de Michigan con la esperanza de retrasar el proceso en un estado donde el republicano se impuso por poco margen en 2016.


Traducir artículo