Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 5 minutos
Foto Stephen Maturen/Getty Images/AFP

Las ideas de “robo”, “fraude” y “corrupción” en las elecciones estadounidenses no surgieron de manera espontánea sino que se cocinaron por años en plataformas que van desde pequeños grupos hasta páginas de Facebook a la que la red social ha decidido poner freno.

Conforme pasan los días y la batalla judicial prometida por Donald Trump sigue sin mostrar resultados, un ala de sus seguidores mantiene una constante actividad paralela para posicionar el mensaje de duda sobre los resultados que, hasta ahora, respaldan a Joe Biden.

OBSERVE MÁS Ni los medios ni Trump: quién decide realmente el ganador de las elecciones en Estados Unidos

La lucha se da en dos frentes: internet y las calles.

En la primera se llama a “detener el robo” y más recientemente a “defender el voto”.

La segunda, por su parte, convoca a diversas manifestaciones y el sábado intentó hacer una demostración de fuerza en Washington.

Un líder perdonado por Trump

La irrupción política de Trump en 2015 provocó conflictos, incluso dentro del propio Partido Republicano, donde el entonces candidato no fue bienvenido por todos.

El rechazo mostrado por dirigentes tradicionales como George Bush, Mitt Romney o Ted Cruz, generó malestar entre quienes respaldaban a Trump.

Uno de ellos fue Roger Stone, otro veterano republicano que posicionó el mensaje “Stop the Steal”, en alusión a un supuesto fraude.

“Stop the Steal” funcionó además como una plataforma de recaudación de fondos.

OBSERVE MÁS Cómo Trump está usando su poder para evitar el reconocimiento de Biden como presidente electo

Reflotó en las elecciones de medio período de 2018, cuando los demócratas lograron el control de la Cámara de Representantes.

Cuando se investigó la supuesta interferencia rusa en las elecciones del 2016 no fueron pocos los señalamientos contra Stone.

El hombre terminó con una condena a 40 meses de cárcel por delitos como mentir al Congreso o entorpecer la justicia pero un indulto presidencial lo salvó de las rejas.

Todos esos antecedentes no impideron el resurgimiento de páginas de Facebook con el mismo nombre justo pasadas las últimas elecciones.

OBSERVE MÁS “Demandante en jefe”: Cómo Trump forjó su éxito empresarial y político en los tribunales (donde también quiere defender su presidencia)

Su contenido conllevó a que en cuestión de horas el propio Facebook eliminara los sitios relacionados que comenzaban a tener alcance masivo.

"Hemos eliminado varios grupos de actividad por usar tácticas de comportamiento no auténticas para aumentar artificialmente la cantidad de personas que vieron su contenido", dijo a CNN el vocero de la red social, Andy Stone.

Con la operación no solo se relacionó a Stone sino también a Steve Banon, exasesor de Trump, que también distribuye teorías de un supuesto fraude.

Roger Stone fue uno de los principales aliados de Donald Trump desde su llegada a la campaña presidencial del 2016 y mantiene su cercanía tras el proceso penal que lo condenó a 40 meses de prisión (AFP)

Supremacía desde la calle

Dejando de lado la guerra virtual, el proceso electoral de Estados Unidos se topó también con demostraciones de fuerza en las calles.

A diversas manifestaciones alrededor de los centros del conteo de votos este fin de semana se sumó la “Marcha del Millón”, celebrada en Washingtón D.C. (Terreno donde Biden ganó por una abrumadora mayoría).

Entre sus principales promotores estuvieron los “Proud Boys” (chicos orgullosos), otro de los grupos empoderados por el estilo de Trump.

Pero ¿quiénes son los Proud Boys?

La organización data del 2016 y solo admite hombres, con discursos antimigratorios y tradicionales.

OBSERVE MÁS (Video) Seguidores de Trump se reúnen en Washington para denunciar fraude sin pruebas

“Su plataforma incluye ideas trumpianas (“glorificar al empresario”, “cerrar la frontera”), libertad (“darles a todos un arma”, “acabar con el bienestar”) y roles de género tradicionales (“venerar al ama de casa”)”, detalló BBC en un perfil publicado en setiembre.

Fue durante ese mes que el grupo tuvo un momento máximo de exposición gracias al debate presidencial en el que Trump les pidió “retroceder y permanecer al margen”.

WASHINGTON, DC -Miembros de Antifa y Proud durante la marcha del 14 de noviembre en Washington. Samuel Corum/Getty Images/AFP

“Estoy dispuesto (a pedirles que den un paso atrás), pero diría que casi todo lo que veo es del ala izquierdista, no del ala de derechas. Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa. Quiero ver paz.

Pero les digo algo, les diré que alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda porque esto no es un problema del ala derechista. Proud Boys… den un paso atrás y estén preparados“.

Así respondió Trump, cuando durante un debate, en setiembre, se le preguntó si estaría dispuesto a condenar a los supremacistas blancos y la actividad de las milicias, y pedirles que detengan la violencia.

El mensaje intentó posicionarse como un respaldo, aunque luego Trump dijo en entrevista con Fox News que condenaba su accionar pese a no conocer mucho del grupo.

Los “Proud Boys” también ganaron terreno político luego de que su líder Enrique Tarrío emprendiera campaña por las elecciones legislativas en Florida.

Aunque el cubano-americano no tuvo éxito si mantuvo vigencia como director estatal del grupo “Latinos for Trump”.

Los “Proud Boys” intensificaron su presencia con las elecciones y las manifestaciónes contra el racismo del último año. El grupo se inclinó por las camisas oscuras con detalles en amarillo a manera de símbolo, lo que llevó a la marca Fred Perry a sacar sus diseños del mercado canadiense y estadounidense (Twitter)

Largo camino al 20 de enero

Los resultados provisionales que permitieron la celebración de los demócratas el fin de semana anterior tienen por delante un complejo proceso para oficializarse.

Mientras estados como Georgia hacen un recuento, el resto preparan la certificación de resultados para configurar el Colegio Electoral que tendrá la última palabra a mediados de diciembre.

En el medio, sin embargo, está una larga lista de litigios impulsada por la campaña de Donald Trump para apelar los resultados de varios estados.

Las denuncias, a la fecha, se han caracterizado por la ausencia de pruebas y por su fracaso inicial en Michigan, Arizona y Pennsylvania.

OBSERVE MÁS Presidente del BID, ficha de Trump, reconoce elección de Biden

De avanzar el proceso sin problemas, el Congreso deberá verificar la decisión definitiva el 6 de enero para que el 20 de enero al medio día arranque el siguiente Gobierno.

La vía institucional tiene claro su recorrido pero sobre el devenir que tendrá el proceso a nivel político y social siguen quedando dudas en el aire.

Joe Biden y Kamala Harris celebraron su victoria sobre Trump pero la elección aún no pasa por sus momentos más cruciales (AFP)


Traducir artículo