Yaxun Viquez emociones
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Yaxún Víquez para El Observador

Agradezca por todo, la gratitud genera paz al alma.

Perdone, no siga cargando con resentimientos o culpas… Libere el pasado para recibir en positivo en el presente.

Ría más, no importa el idioma que hablemos, una sonrisa siempre se devuelve con el mismo amor y así se siente.

Suelte esa relación dolorosa, lo que genera angustia no es amor, es dependencia, libere esa necesidad de control.

Vivir en paz es necesario para ser feliz.

La felicidad no se encuentra en los años, meses o semanas, está en los momentos, aprender a vivir en el presente manteniendo actitud positiva frente a todo lo que nos sorprende de la vida.

La felicidad está en lo que elijo ser, la felicidad está en lo que hago con pasión a cada instante, está en vivir la realidad que construyo día a día.

La felicidad está en el caminar… Está en aquello que emociona al alma… Aquello que permite recordar cuál es nuestra fuerza interna.

La felicidad está en el agradecimiento, en el amor.

Sin lamentos o quejas por lo que desea hacer y deja de crear por miedo al ¿qué dirán?, ¿qué importa lo que digan?, ¿por qué importa lo que piensan los demás sobre usted?

Asuma la posibilidad de ser responsable de la creación de su felicidad

¡Viva su vida de manera intensa, siendo congruente con lo que quiere y hace!

Cuando usted agradece a la vida e incluye agradecer a los demás, se convierte en multiplicador de buenas vibraciones que no solo le benefician a usted sino al mundo entero.

La gratitud produce más cosas por las que estar agradecidos.


Traducir artículo