Reino Unido teme que su variante de covid-19 sea más mortífera

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

(Londres, Reino Unido). El gobierno británico  teme que la variante del coronavirus que detectó en su territorio, más contagiosa, sea además más mortífera.

El primer ministro británico, Boris Johnson, echó otro balde de agua fría a su población, sometida a un nuevo confinamiento.

“Ahora también parece haber algunos indicios de que la nueva variante, la que se identificó por primera vez en Londres y el sureste [de Inglaterra], puede estar asociada a una mayor mortalidad”, aseguró en rueda de prensa en Londres.

Mientras, Alemania anunció este viernes la aparición de la variante brasileña en su territorio.

Europa atraviesa la actual ola del covid-19 con cifras récord de contagios, de muertes en países como Alemania o el Reino Unido, y además con crispación ante los retrasos en la campaña de vacunación.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden anunció que aumentará la ayuda alimentaria para millones de compatriotas, mientras que en Brasil, el presidente Jair Bolsonaro volvió a cuestionar la fiabilidad de las vacunas.

La inmensa mayoría de países, sin embargo, apuestan decididamente por las campañas masivas de vacunación para poner fin a una pandemia que ha sacudido al planeta en sus cimientos desde que apareció hace más de un año, en China.

La enfermedad ha desacelerado en términos mundiales esta semana. Excepto en América Latina, con un aumento del 6% de casos (120.900 nuevos casos diarios). Perú es el país en el que la epidemia aceleró más (+56%, 4.900 nuevos casos diarios).

El covid-19, que surgió en la ciudad china de Wuhan, ha causado la muerte de al menos 2,09 millones de personas.

Alemania endurece medidas, Bélgica prohíbe viajes

Europa, con 221.000 casos diarios, pasó por delante de Estados Unidos y Canadá, con 196.100.

Alemania, que endureció las restricciones a su población, anunció más de 50.000 fallecidos. Y algo inquietante, el primer caso de la denominada cepa brasileña del coronavirus, particularmente infecciosa.

La persona infectada volvió recientemente de un viaje a Brasil y las pruebas de laboratorio en el estado de Hesse (centro) confirmaron que se había contagiado de la nueva cepa.

La variante aparecida en Brasil también se detectó en Japón en 4 personas que viajaron desde Brasil, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Alemania anunció el cierre de restaurantes, cafeterías, recintos deportivos y culturales, escuelas y todos los comercios considerados no esenciales, hasta al menos el 14 de febrero.

Bélgica prohibió los viajes “no esenciales” al extranjero, con la amenaza de multas y controles en las fronteras.

La Comisión Europea ya aconsejó el jueves que todos los países de la UE reflexionen sobre esa prohibición.

y Francia podría verse abocada a un nuevo confinamiento en pocas semanas de seguir la tendencia actual, confió una fuente gubernamental a la AFP.

En España, los hospitales pagan ahora la resaca de las fiestas navideñas.

“Hemos empezado el día con dos camas libres pero ya tenemos un ingreso y estamos esperando el segundo. Con eso, tendremos otra vez el 100% de la UCI ocupada”, explicó con voz resignada una doctora de cuidados intensivos, Mapi Gracia, a la AFP en Barcelona.

Los contagios se dispararon en España, registrando récord de aumentos diarios que llevaron el total de casos diagnosticados a 2,4 millones y los decesos a más de 55.000.

Y aunque la vacunación progresa en todo el continente, a medida que se resuelven lentamente los problemas de distribución y de organización de citas, siguen produciéndose sobresaltos.

Las entregas a los países europeos de la vacuna desarrollada por AstraZeneca/Oxford, pendiente aún de aprobación, serán menores de lo previsto debido a una “caída del rendimiento” en una de las plantas de fabricación, dijo el viernes el grupo británico.

 

 


Traducir artículo