Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Natalia Calderón para El Observador

En la medida que yo me amo y me cuido, modelo el amor propio y el autocuidado en mis hijos.

Si esperamos que nuestros hijos crezcan para cuidar de nosotras mismas, los estamos privando de un gran regalo, aprender a cuidarse a sí mismos.

Del mismo modo que debes cuidar la salud física, también es imprescindible cuidar el bienestar emocional.

El autocuidado parental es uno de los principios de la disciplina positiva, que nos invita a entender que para que los niños y niñas estén bien y crezcan felices, los padres también necesitan estar bien y sentirse felices con sus vidas.

Algunas ideas para cuidar de esa gran mujer, la más importante en la lista (yo misma).

  • Mantener una dieta saludable. Está demostrado que la comida tiene un efecto directo sobre el humor.
  • Ejercicio. Nos ayuda a liberar tensión.
  • Hablar de sus cosas. Con una amiga, un familiar o un profesional que le aporte una visión objetiva de su situación. Es importante que no se sienta aislada, y que sepa que siempre tendrá a alguien que le prestará su oreja amiga.
  • Dormir las horas que necesite. Cuando tiene un bebé esto puede llegar a ser bastante complicado, por no decir casi imposible, pero busque apoyo para descansar cuando su bebé descanse, por ejemplo. No se sienta culpable si la casa no está impecable; la salud es prioridad absoluta en estos momentos.
  • Dedicar tiempo a sus intereses. ¿Qué le gustaba hacer antes de tener hijos? ¿Puede volver a hacerlo, aunque sea de forma más esporádica?

Lo más importante es sacar la culpa de nuestras vidas, no existen las madres o mujeres perfectas, existen personas que cada día buscan ser mejores. Ámese mucho y al mirarse en el espejo encuentre siempre a su mejor amiga, la que escucha lo mejor de usted misma.

Normalicemos las emociones, tiene derecho a sentirse triste, agotada; por tanto necesitamos llenar nuestro vaso emocional todos los días.

El autocontrol en la crianza es fundamental, pero sin autocuidado NO se logra.

Feliz día a todas esas madres maravillosas que se aman y respetan así mismas y aman en forma incondicional a sus hijos, modelando amor, respeto y autocuidado todos los días. Todas somos mamás en construcción.


Traducir artículo

Blog