Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Dermatóloga Dra Dinora Ochy para El Observador

El herpes labial es una infección viral muy común, producido por el herpes simple tipo 1. Generalmente la primera infección se da en infancia y suele ser dentro de la boca.

¿Por qué nos sigue dando herpes labial a través del tiempo?

Este virus tiene la capacidad de almacenarse en nuestros nervios y tras algunos factores precipitantes, puede reaparecer y darnos crisis.

Cuáles son los factores activadores del herpes labial?

  • Estrés
  • Cansancio
  • Exposición al sol
  • Fríos extremos
  • Fiebre
  • Disminución de las defensas
  • Cambios hormonales

¿Cómo se presenta en nuestra piel?

  • El área de predilección es el labio, pero puede aparecer también en mejillas y ojos.
  • Pequeñas ampollitas que tienden a expandirse.
  • Sensación de ardor o quemazón.
  • Se secan con una costra al final y después desaparecen; sólo en infecciones muy intensas o con sobreinfección dejan cicatrices.
  • Dura 7-14 días.

Éste virus es muy contagioso y se propaga fácilmente a través del líquido que contienen las ampollas del labio o de la saliva, a personas que no tienen la infección y se pueden dar contagio por situaciones muy diversas:

  • Mediante partículas de saliva en el aire, tos y estornudos.
  • Tener contacto personal íntimo con la persona infectada
  • Utilizar elementos que pueden estar en contacto con el herpes de otra persona como son: vasos, cosméticos, artículos de aseo, entre otros

Tratamiento del Herpes Labial

Actualmente no hay un tratamiento que erradique totalmente este virus, pero se pueden aliviar los síntomas por ejemplo:

  • Evitar bebidas muy calientes o irritantes como el chile, limón entre otras.
  • Para aliviar en caso de dolor se puede tomar acetaminofén o algún antinflamatorio.
  • Utilizar bálsamos labiales que hidraten la zona.
  • Cremas antivirales 5 veces al día.
  • Fomentos antisépticos.
  • Se recomienda tratamiento sistémico oral con pastillas de antivirales si el paciente tiene muchos brotes, repetición, embarazadas, defensas bajas producto de alguna enfermedad como VIH, cáncer o leucemias, entre otros.

También se recomiendan los antivirales orales cuando el herpes aparece localizado en el ojo, porque puede alterar y afectar la visión. Para este caso, se debe acudir al oftalmólogo especialista en esta área.


Traducir artículo