• Desde la columna

Vacunas para todos YA

-

Escuchar este artículo


Tiempo de Lectura: 3 minutos

Roberto Artavia. Presidente de Viva Trust. Exrector de INCAE.

No cabe duda de que la pandemia vino a transformar nuestra vida para siempre. Aún cuando pase lo peor de esta pandemia, la vida no volverá a ser igual.

Seguiremos con distanciamiento social, higiene aumentada, muchos de nosotros con mascarillas en lugares públicos y cuando intercambiemos con otros. Seguiremos en teletrabajo y teleeducación; viajaremos menos, y los centros de trabajo, el transporte público y la dinámica del comercio nunca volverán a ser iguales. Compraremos a distancia, manejaremos nuestros servicios financieros en línea… Hemos cambiado para siempre.

En el mundo han muerto millones de personas, y millones más han y hemos sufrido otros impactos económicos, sociales y sanitarios a partir de esta crisis. Hoy sabemos que existen múltiples vacunas producidas en la Unión Europea, EE.UU, China, India y Rusia que pueden acelerar el advenimiento de la “nueva normalidad”. Que, si se aplicaran con prontitud, podrían ahorrar mucho sufrimiento y costos públicos y privados de la enorme adaptación que debemos cumplir y completar.

La protección de rebaño es urgente, y dadas la evolución del virus y sus múltiples cepas activas, esto quiere decir vacunar al 90% o más de los adultos que estén dispuestos a vacunarse. Y es una protección que debemos renovar cada 6 o 12 meses, pues como la influenza o la gripe, las variaciones letales de covid-19 serán parte de nuestra vida hacia el futuro.

Esto implica que debemos tener acceso a muchas más vacunas y mucha más capacidad de inoculación en el país.

Acceso a más vacunas

Chile terminará la vacunación de sus adultos con dos dosis en 10 semanas, Israel antes de eso, lo mismo que Estados Unidos y algunas naciones europeas y asiáticas también. Hoy en algunas naciones sobran vacunas, pues se prepararon para comprar las que estuvieran disponibles y ahora tienen contratos de más.

En Costa Rica el MSMCM -Ministerio de Salud Más Cauteloso del Mundo- ha aprobado solo dos de las vacunas existentes, una de ellas la que más escasea a nivel mundial; y por supuesto, solo permite la vacunación en los centros públicos de salud…

Esto va en contraposición a la práctica histórica y tradicional de vacunación, pues las vacunas que se aplican a infantes, niños y adultos siempre se han dispensado sin restricciones en centros públicos y privados, incluyendo farmacias, clínicas, hospitales y laboratorios clínicos, con lo cual el número de “ventanillas de servicio” es amplio y facilita enormemente el acceso de la población a la protección que requiere. Así acabamos con la polio, el sarampión, las viruela y -año tras año- mitigamos el impacto de las gripes e influenza.

Entonces…

¿Qué cuernos estamos haciendo?

Centralizar en una institución con capacidades y recursos limitados la compra, distribución e inoculación de la población solo retrasará significativamente el arribo de Costa Rica a la protección de rebaño y la nueva normalidad y no se justifica.

Estoy seguro, y lo he hablado con líderes del sector salud en sus diferentes segmentos, que todos está dispuestos a comprar y distribuir vacunas en el país y al costo para la CCSS y el Ministerio de Salud -seguramente más eficientes que los EBAIS- y gratis para la población, pues lo que nos urge como nación es trabajar todos juntos por alcanzar la protección de rebaño y establecer y mantener la capacidad de vacunarnos cuantas veces sea necesario para alcanzar la nueva normalidad cuanto antes.

Ya es inmensamente duro aceptar que los abrazos y besos de nuestros seres queridos serán limitados y hasta regulados, que hay sectores enteros de la economía que nunca volverán a ser los que conocimos; como para tener que aceptar que por orgullo, política, sensación de poder o incapacidad, un grupo de autoridades nacionales nos quieran limitar el acceso a la vacuna -y de paso a otros medicamentos y recomendaciones que mitigan el impacto del virus- por medio de excesos burocráticos y regulativos que, francamente no sé por qué, les permitimos.

Hay que autorizar todas las vacunas que se están usando en naciones en cuya institucionalidad confiamos; hay que liberar la importación de las vacunas a todos los que tengan la posibilidad de hacerlo, hay que autorizar la distribución y aplicación en miles de centros de todo el país. No se justifica otra cosa.

(Tomado del muro de Facebook de Roberto Artavia)


Traducir artículo

Últimas Noticias

Diputados iniciaron discusión de Ley de Empleo Público con miras a su votación este martes

La Asamblea Legislativa inició el lunes la discusión sobre el proyecto de Empleo Público de cara a su votación...

Las penas que esperarían a investigados en allanamientos del lunes (y como podrían evitar la cárcel)

La semana inició con 57 allanamientos simultáneos en los que las autoridades investigan supuestos favorecimientos irregulares a...

¿Qué son los contratos de conservación vial y los de BID-Cantonal?

Al menos 72 personas investigadas y 33 detenidos es el resultado inicial de las gestiones judiciales por uno de...

Contribuyentes ahora pueden pagar impuestos desde plataforma de Hacienda con su cuenta IBAN

A partir de esta semana, los contribuyentes podrán cancelar sus impuestos directamente desde el portal Administración...

Allanamientos por obras públicas: Gerente de Contraloría investigado se “pone a las órdenes”

Allan Ugalde Rojas, gerente de la división de Contratación Administrativa de la Contraloría General de la República...

La reconocida periodista de CNN Christiane Amanpour fue diagnosticada con cáncer

La reconocida periodista de CNN Internacional Christiane Amanpour anunció este lunes que fue diagnosticada con cáncer de ovario. "Me sometí...

Recomendadas

Le podría interesarRELACIONADAS
Recomendadas para usted


Traducir artículo

Cached: Tue Jun 15 2021 01:00:11 GMT-0600 (Central Standard Time)