¿Bien, regular o mal vestidas? Especialista en protocolo valora atuendo de las diputadas en sesión solemne

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 4 minutos

Una regla de oro que las diputadas no deben romper en una sesión solemne: no mostrar los dedos de los pies, no mostrar hombros, ni exhibir ombligos ni vestidos con aberturas.

Bajo esta premisa cabe preguntarse: ¿cómo le fue a las legisladores en este 1.de mayo? ¿Y por que esta nota se centra en ellas y no en los diputados?

Cabe mencionar que los señores congresistas cumplieron, en su mayoría, con el protocolo: estricto traje negro, camisa blanca, corbata lisa de color gris (salvo dos diputados que llegaron con accesorio de color dorada o sin corbata como José María Villalta), faja lisa de cuero y zapatos de vestir con cordones, salvo Enrique Sánchez quien llegó con tenis negras.

Una vez hecha esta salvedad veamos cómo llegaron al Museo de los Niños (sede temporal de los diputados por motivos de la crisis sanitaria por el coronavirus) algunas de. las señoras diputadas. Este análisis lo hizo Christy Marín, especialista en etiqueta y protocolo.

Silvia Hernández (PLN): peinado, maquillaje y zapatos atinados. La cartera está en tendencia. El único “pero” del vestido es la abertura frontal inferior. “Yo le hubiese dado un 11 de 10, pero esa abertura del vestido fue un error”.

Ivonne Acuña (Independiente): Maquillaje sobrio, peinado de moño muy atinado y el vestido muy bien, aunque habría sido mejor con mangas largas. Y la bisutería lo ideal es que hubiese sido del color del pin oficial (dorado).

Paola Vega (PAC): La diputada cumplió con el protocolo. Marín asegura que lo ideal habría sido un vestido con mangas largas.

Paola Valladares (PLN): Es un look espectacular para un coctel, pero para la sesión solemne está desatinado por los hombros descubiertos y el color claro de la blusa, en vista de que el protocolo dicta que sea negro y los hombros cubiertos.

Milady Alvarado de Restauración Nacional (izquierda): La legisladora no atinó con la abertura del vestido así como con el collar con la enorme piedra. El pelo habría sido mejor con un moño.

Floria Segreda (Restauración Nacional): El uso de los anteojos guindados desluce el look.

Patricia Villegas (PIN): El vestido con capa transparente es elegante. Maquillaje y accesorios en su punto.

María José Corrales (PLN): Un ejemplo de un vestido que sería perfecto pero la abertura es el punto negro así como los aretes un poco grandes para una actividad en la que se apela a la discreción. “La califico con un 7”, dijo Marín.

Franggie Nicolás (PLN): Es un atuendo “megamoderno y vanguardista”. Marín avaló el uso de este vestido para la ocasión. Los botones van a tono con el pin.

Ana Lucía Delgado (PLN): vestido negro con transparencia es elegante, en especial su manga de tres cuartos. Los accesorios son discretos y del color del pin oficial.

Laura Guido (PAC): El uso de aretes largos son un elemento distractor. El vestido es excesivamente largo y la transparencia da sensación de que ella va para una fiesta. La cartera tiene un estilo casual.

Zoila Rosa Volio (Independiente): el atuendo es hermoso e idóneo para la ocasión, salvo un pequeño detalle: el escote que está bastante pronunciado.

Carolina Hidalgo (PAC): El look de ella está muy bien, salvo sus aretes, que están muy grandes. En este caso lo ideal habría sido unos más discretos.

Christy Marín ofrece charlas y asesorías de protocolo y asesoría en imagen y etiqueta: 8838-7539 y 8557-0101


Traducir artículo