Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Luis Carlos Fournier para El Observador

Mientras el país y el mundo enfrentan la crisis de salubridad del Covid-19, las autoridades empiezan a dar a conocer las medidas tendientes a proteger a los ciudadanos de sus impactos financieros.

Aunque aún es pronto para tener el panorama completo y poder comprender la situación económica una vez concluida la crisis, lo cierto es que se anticipan momentos difíciles producto de la contracción absoluta de casi todos los sectores económicos.

Aún así, podemos recurrir a algunos principios o prácticas que nos pueden ayudar a sobrellevar mejor la situación. A continuación, les presento los 3 consejos que nos ayudarán a manejar las finanzas de forma sensata:

1- Cuide la liquidez y compre racionalmente.

Sea consciente con la administración del efectivo que tenga a disposición. Haga la mayor cantidad de reservas que pueda y no realice compras de impulso. Compre lo que requiera para el consumo de su casa.

Durante estos días hemos visto como la gente se ha abalanzado a los supermercados y ha puesto presión sobre el aprovisionamiento de varios productos perecederos y no perecederos.

Comprar demás en productos perecederos podría resultar en un mal uso de los recursos y en un desperdicio si no se consumen y se ponen malos y con respecto a productos no perecederos podríamos estar acaparando algunos y dejando a otros vecinos sin acceso a estos.

Haga números para determinar su consumo real ya que si compra de más y lo hace con su efectivo no estaría administrándolo bien y si lo hace con su tarjeta de crédito estaría aumentando su nivel de deuda de forma innecesaria y que luego tendrá que pagar con intereses.

2- Ajuste su presupuesto

Asociado con el punto anterior, realice los ajustes a su presupuesto para proveerse de los servicios y recursos necesarios para pasar estos tiempos de distanciamiento social de tal forma que tenga que salir de su casa lo menos posible. Aproveche para revisar cada una de las líneas de gasto e identifique las que son realmente vitales para su vida y la de su familia y que les permitan sobrellevar la crisis.

3- Aproveche los planes de apoyo de su entidad financiera

Varias instituciones financieras han publicado algunas medidas que buscan alivianarle la carga a sus deudores, ya sean de créditos personales y tarjetas de crédito como de créditos empresariales pequeños, medianos y grandes.

Visite el sitio web de su institución financiera para que no salga de su casa o llame al Centro de Servicio al Cliente y consulte el plan. La mayoría de estos están postponiendo el cobro de los intereses de dos a tres mensualidades, o la amortización o ambas; otras propuestas diluyen cierta cantidad de pagos en el plazo restante o refinancian estas cuotas en un crédito adicional con una tasa menor o sin tasa. La mejor opción será aquella que le permita quedarse con más dinero en sus manos.

Algunas personas, a las que se les haya reducido su ingreso, requerirán este dinero extra para hacerle frente a otros pagos de subsistencia o de emergencia; y para aquellos que no han visto sus ingresos impactados, el destino del dinero extra debería ser para conservarlo y aprovechar el empujón que están ofreciendo los bancos para crear una reserva “para más adelante” y si no llega a necesitarlos utilizarlos para amortizar los créditos que tenga.

El manejo que le demos a nuestro efectivo en estos tiempos podría hacer la diferencia entre estar un poco más o menos presionados más adelante.

Finalmente, recuerden que esta crisis, como las otras que vinieron antes, pasará. Mantengámonos seguros y cuidemos al prójimo.

#YoMeQuedoEnCasa

Luis Carlos Fournier es Administrador de Empresas
Correo: [email protected]
Instagram: @luisca72


Traducir artículo

PUBLICIDAD.