¿Qué hacer con el aguinaldo?

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Carlos Peña para El Observador

Es usual en la época de diciembre, acompañado del tamal y el villancico, escuchar a docenas de asesores financieros desfilar por medios de comunicación aconsejando a las personas ahorrar el aguinaldo, pagar deudas o postergar consumo de alguna forma. 

Pareciera que todos los años nos mantenemos en una crisis económica permanente; sinceramente, desde que estoy al tanto de noticias financieras, por ahí del 2008, no he escuchado en una sola ocasión alguna frase de “es tiempo para invertir” o “busque activos para comprar”. 

Muchas veces siento que vivimos en un permanente estado de escases, miedo e incertidumbre, pero si ese es nuestro entorno, ¿Por qué no sacarle el mayor de los provechos a la situación?

En mi caso, a la mayoría de mis amigos, desde el mes de octubre, a los que conozco que van a recibir el aguinaldo les aconsejo lo siguiente: 

    1. Busque una inversión que le genere un retorno más alto que el costo en intereses de sus deudas para que sus deudas se paguen solas
    2. Busque invertir en activos que mantengan valor en el tiempo (lotes, casas, apartamentos) 
    3. No compre cosas que generen gastos (un vehículo, celulares, pantallas) 
    4. Destine únicamente el 10% de su aguinaldo a regalos, darse un “gusto” o gastarlo en cualquier cosa que usted desee y ni un peso más

No ahorre, invierta

Este 5to punto se explica de forma clara, los bancos y entidades que reciben su dinero por medio del sistema bancario nacional y pagarán a sus ahorros un tipo de interés llamado sencillo. Esto significa que durante un tiempo determinado la entidad tomará su dinero y le pagará de regreso un retorno basado en un porcentaje anualizado pactado, pero ese monto es un múltiplo sencillo y fijo.

Ahora bien, pareciera que con eso no hay mayor problema; la transacción es sencilla, nada más se deposita el dinero al banco, se paga el impuesto de renta y se recibe el dinero de vuelta con una ganancia, pero en realidad hay una trampa en la forma en la que el sistema bancario trabaja su dinero a sus espaldas. 

El sistema bancario toma su dinero y lo presta a diferentes agentes económicos y mientras que a usted le paga un interés sencillo, estas entidades por su parte ganan sobre intereses compuestos. 

El interés compuesto es una forma de capitalizar sobre intereses, en otras palabras, lo que se hace es que los intereses generados por esa transacción se vuelven a transar y se generan intereses sobre esos retornos y así sucesivamente, tracto a tracto. 

Lo que quiero decir es que mientras que a usted le pagan sobre un múltiplo sencillo las entidades bancarias toman los retornos generados y generan intereses sobre esos retornos. 

Si es posible tomar el dinero del aguinaldo y liquidaciones anticipadas, mi recomendación es NO ahorrarlo en el sistema bancario tradicional y buscar invertir en las siguientes opciones: 

  1. Propiedades vendidas a descuento 
  2. Bolsas de comercio en Costa Rica
  3. La bolsa de valores de Estados Unidos (hay aplicaciones que permiten invertir montos bajos sin comisiones o comisiones bajas)
  4. Invertir en emprendimientos con altos retornos 
  5. Prestar el dinero suyo a otras personas que lo requieren a un interés competitivo 

Pretendo desnudar a las entidades bancarias quienes, sin mayor intención de bienestar para sus clientes, brindan retornos bajos; pero que en la situación actual no estamos para un interés miserable del 3% o 4% anual. Si realmente buscamos crecer hay que invertir y buscar retornos por encima del 9% anual. 

Si uno revisa las estadísticas de las personas millonarias en el mundo (personas con activos por encima de USD$ 1 millón de dólares americanos) va a encontrar al 60% de ellos considerándose  solamente como inversionistas, el 20% empresarios, 10% son deportistas y 10% son artistas, por lo que se puede concluir que nadie es millonario siendo asalariado y solo ahorrando. 

Vivimos en tiempos complicados, de alta volatilidad y es necesario crear diversos canales de ingresos para no depender de un solo canasto. 

Si eventualmente lo suyo es la seguridad y prefiere seguir ahorrando, de eso no hay ningún problema y ojalá que lo pueda mantener durante muchos años; pero desde mi perspectiva la vida es muy corta, no hay suficiente tiempo y al menos yo no estoy para buscar rendimientos bajos.


Traducir artículo

Blog