Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 4 minutos

@Popcorn506 para El Observador

El aluvión de películas y series que han aparecido en los últimos años referentes al Marvel Cinematic Universe no tiene visos de detenerse. Ahora, inmersos en la llamada Fase 4, nos encontramos ante la última de las entregas que, como cabía esperar, no defrauda: Falcon and The Winter Soldier.

Esta miniserie no ha sido recibida con todo el entusiasmo que otras producciones que ahora pululan por la plataforma de Disney+, ni tampoco está teniendo tanta repercusión.

Sin embargo, sigue en la línea de todos los proyectos anteriores. Tiene unas bases generales que hacen que nos encontremos ante un producto más que consistente. Es muy respetuosa con todos los fans, debido a la alta calidad técnica que emana y a las grandes dosis de entretenimiento que proporciona.

Ya desde el primer capítulo se entiende cuál será el tono de la serie, que abarca en total seis episodios y que, ahora que ya está completa, se puede ver perfectamente de golpe. Un modo de visionar muy adecuado para los que tienen poca paciencia.

Pero, en lo que nos concierne, ese tono del que hablamos está plenamente centrado en la acción, en las escenas con altas coreografías, efectos impresionantes y una enorme pericia técnica.

Aquí, al contrario de lo que sucede con WandaVision, nos podemos concentrar en lo que sucede en la pantalla y no en mensajes o teorías ocultas.

Sí, esto puede resultar menos ambicioso, pero no todo va a ser igual de exigente para con los espectadores. Por supuesto, eso no quiere decir que no se pueda disfrutar.

En cuanto al grueso de la historia y las tramas, se puede decir que están correctas; con los típicos guiños a los más aficionados a los cómics, y con generalidades que pueden interesar a los aficionados más comunes.

Eso sí; no creemos que sea la mejor serie para los que no conozcan con un poco de profundidad los antecedentes y el contexto de estos personajes.

Ha habido críticas y comentarios con respecto a ellos, pero siempre bajo el prisma de la comparación con el capitán.

Cierto es que estos personajes, secundarios en las grandes películas, carecen de ese carisma y ese atractivo de los héroes principales.

Tal vez eso o tal vez que los guionistas no hayan podido o querido dárselo aún. Desconocemos si habrá segundas oportunidades al respecto.

En cuanto al reparto, nos ha parecido que el grueso de los actores mantiene el nivel que se exige para este tipo de producciones. Y es que, al no parecer necesario, ni tener la oportunidad de lucirse, no hay unas interpretaciones que puedan parecer dignas de un Oscar o de un reconocimiento superior en este sentido.

Pero el mismo nivel tan alto de la producción garantiza que todos mantengan un nivel más que correcto.

Eso sí, queremos remarcar a Daniel Brühl como Baron Zemo, y a Emily Vancamp como Sharon Carter. Son actores que suelen destacar en las producciones en las que participan y que, aquí, también lo hacen, a pesar de que sus personajes se quedan un poco a medias y no terminan por explotarse.

Aparte, podemos hablar del “Anti-Heroe”- U.S. Agent, Wyatt Russell, quien interpreta al nuevo Capitán América. Para quien se atreve a interpretar a un villano, una de las cosas que sabe es que la idea es que nadie lo quiera; a menos que la función del producto audiovisual sea el de que se sienta empatía por su rol.

Sin embargo, en la serie, la premisa es que el U.S. Agent sea visto como un enemigo más, alguien cuya ambición por ser mejor y “por hacer todo bien” lo ciegue, incluso alejándolo de sus ideales. En esto, Russell cumple a cabalidad en su papel de “enemigo”.

En conclusión, y a pesar de haberla disfrutado y de poder recomendarla, también tenemos que decir que nos ha dejado con un poco de sabor escaso.

Y es que, aunque aquí haya alguna trama propia e interesante, parece como que no se le ha exprimido todo el jugo que podía tener. De todas maneras, esto se compensa con posibles tramas futuras que puedan surgir a partir de esta producción.

Sabemos que todo es posible en manos de los guionistas de este universo; pero conociendo un poco su estilo, estamos seguros de que van a aprovechar alguna de las pistas que nos dejaron por el camino de esta miniserie.

 

 


Traducir artículo