Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Irene Henderson para El Observador

En esta época tan particular que nos plantea la crítica situación de la pandemia Covid-19, la rutina que ejecutamos nosotros como adultos y nuestros hijos e hijas, se puede ver altamente afectada por las distintas medidas de prevención que debemos acatar.

La convivencia se puede dificultar especialmente para ellos, por esta razón, les brindo los siguientes consejos para tratar de maximizar la calidad de tiempo que se pasa en casa y mantener el balance lo más posible, en nuestras actividades diarias.

1-Tener un horario de las actividades del día.

Como adultos durante estos días de aislamiento, nos puede resultar difícil asumir dentro del hogar una rutina, es decir, puede ser complejo el identificar la mejor forma para dividir el tiempo o como invertirlo. En el caso de los niños, esa misma dificultad se puede presentar, inclusive en mayor nivel, al no tener claro de que se puede hacer, que no se puede hacer, cuando se puede hacer qué.

Por esta razón, es importantísimo estructurarles el día. De manera tal que esta sea la guía del manejo del tiempo, para anticipar lo que se va a hacer durante el tiempo en casa, para así, reducirles la ansiedad, motivarlos y mejorar su actitud durante el día.

2-Tener actividades sensoriales para modular su energía

El estar dentro de la casa, nos reduce nuestras interacciones con el ambiente y las experiencias sensoriales. Por esta razón, es importante darles espacios para que puedan experimentar estas interacciones que les ayuden a modular su nivel de energía. Por ejemplo, abrirles el espacio para que jueguen con harina, con espuma de afeitar, con pintura y plastilina.

3-Si o si bañarse.

Cuando estamos de vacaciones, muchos veces dejamos que nuestros hijos no se bañen un día o que se bañen hasta horas de la tarde o de la noche; sin embargo, en este tiempo en casa, no debe ser visto por ellos como vacaciones, ya que muchas actividades que se realizan en vacaciones, no pueden ser realizadas: no podemos salir a parques, ni a plazas, ni a piscinas o ir hacer paseo. Cuando una persona se baña al iniciar su día, como con una rutina, se activa, se refresca y de cierta forma, entiende que ya empezó el día.

4-Incluirlos en una tarea del hogar

Es importarte hacerlos sentir parte de la casa y que lo que estamos viviendo, es una experiencia conjunta, algo de toda la familia. Así que es importante que a través de una tarea en la casa, ellos se sientan parte del hogar.

5-Tener una rutina de ejercicio

Es importante que en el día haya movimiento, y este movimiento puede generarse de muchas maneras divertidas y talvez que regularmente no se realizan; algunos ejemplos pueden ser:

  • Bailar (con ayuda de un video en internet o con ayuda de nosotros mismos como padres).
  • Yoga o estiramientos para niños.
  • Juegos como rayuela, suiza, “un dos tres queso”.

6-Material/tareas del kínder

Incluir las tareas que se asignan en la escuela en estos días, o algunos ejercicios de práctica, dentro de la rutina diaria. A pesar de estar en la casa todo el día o la mayor parte de él, se deben establecer los espacios para realizar estas actividades de manera rutinaria.

7-Explicarles la situación

A veces pensamos que los niños no entienden muchas cosas; sin embargo, son personas muy perceptivas que nos pueden llegar a sorprender con sus respuestas. Debemos explicarles la situación que estamos viviendo, las razones por las cuales no podemos salir de la casa y que como familia debemos trabajar juntos para cuidarnos y mejorar la convivencia en este tiempo. Que todos nos vamos a convertir en superhéroes, los superhéroes de la casa.

Espero que estos consejos puedan ayudar en la convivencia con sus hijos.

#QuedémonosEnCasa #CuidémonosTodos

Irene Henderson
Terapeuta ocupacional con especialidad en integración sensorial para niños
Email: [email protected]


Traducir artículo

PUBLICIDAD.