Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

El 13 de marzo de 2013 se celebró el cónclave en el cual quedó electo como Papa, Jorge Mario Bergoglio, luego de la renuncia de Benedicto XVI. Conocido como Francisco, en honor a San Francisco de Asís, Bergoglio se convirtió en el primer papa latinoamericano y primer papa jesuita.

Esta película original de Netflix hace un recorrido por la historia de Bergoglio desde sus inicios como sacerdorte en Argentina hasta ser uno de los candidatos al papado durante la elección del 2005 donde quedó electo Joseph Ratzinger.

Interpretada magistralmente por los actores Jonathan Pryce (Papa Francisco) y Anthony Hopkins (Papa Benedicto XVI) y basada en hechos reales, vemos diferentes acontecimientos históricos que marcaron la vida de Bergoglio y cómo llega éste a convertirse en Papa, cuando Benedicto se enfrenta, no sólo a una crisis mediática por los conocidos Vatileaks, sino una crisis de fe.

Aunque es difícil establecer la veracidad de todos los hechos mostrados en la película, es una linda e inspiradora mirada al hecho de que dos personas -en apariencia totalmente distintas- pueden, a través de su fe, encontrar puntos en común y convertirse en grandes aliados por un mismo fin.

Nominada a los Globos de Oro 2020 como mejor película, mejor actor (Jonathan Pryce), mejor actor de reparto (Anthony Hopkins) y mejor guion; se revive un momento clave e histórico en la Iglesia Católica de este siglo.

  • Lanzamiento: 31 de agosto del 2019
  • Idioma oficial: inglés y español
  • Género: drama
  • Duración: 125
  • Producción: Netflix
  • Elenco: Jonathan Pryce y Anthony Hopkins


Traducir artículo