Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Dermatóloga Dra Dinora Ochy para El Observador

La depilación en la zona íntima es un tema sobre el cual me consultan mucho, y por eso hoy les traigo 4 tipos de depilación y los consejos dermatológicos.

 

  1. Fáciles y sin dolor: Cremas Depilatorias

En este tipo de depilación están las cremas depilatorias para la zona íntima o piel sensible, ya que no todas las cremas depilatorias están indicadas para esta área en particular.

Para utilizar estos productos debes seguir las instrucciones estrictamente con respecto a los minutos que debe dejarse sobre la piel, ya que una exposición más de lo indicado puede producir dermatitis irritativas e inflamar el área.

Estas funcionan por medio de químicos que debilitan el vello y lo desprenden. Pueden generar un olor desagradable que es producto de estos químicos.

Importante:

  • Realizar una prueba en el antebrazo primeramente para evitar alergias sobre la piel.
  • Colocar sobre la piel limpia y seca.
  • Evitar que se introduzca en el área de la mucosa vaginal.
  1. Rápido y Práctico: Rasuradoras

En este tipo de depilación se utilizan rasuradoras tipo navajillas, para la cual recomiendo en su técnica tener el mayor cuidado de no estar pasando múltiples veces sobre la misma área para evitar irritaciones.

Importante:

  • No realizar sobre la piel seca.
  • Recortar con tijeras antes el vello.
  • Realizar sobre piel húmeda y agregarle humectación antes y después del rasurado.
  • Escoge con cabecillas movibles y tiras lubricantes.

Esta técnica en múltiples ocasiones puede generar irritaciones y funiculitis que es la inflamación de la raíz del pelo, generando un tipo de lesiones tipo espinillas, que NO se deben manipular para no aumentar el brote, infecciones o manchas, para evitar estos efectos no deseados seguir las indicaciones anteriormente expuestas.

  1. Más duradero: Ceras Depilatorias

En este tipo de depilación tenemos las ceras, que pueden ser frías o calientes ya sea realizado en una estética o por sí misma.

El vello debe tener por lo menos 1 cm y  medio de crecimiento, para que pueda adherirse a la cera y ser depilado desde la raíz. Realizar con una buena técnica para evitar fisuras e irritaciones. La duración de la depilación con cera, es de hasta 2 semanas y es el más doloroso de todos los métodos depilatorios.

 

  1. Largo plazo: Láseres

En este tipo de depilación se busca eliminación del vello de forma semipermanente de años, con el beneficio de no ser esclavos de la depilación  cada 3 a 7 días.

Recomendado para pacientes que tienen infecciones, irritaciones o manchas que son producidas por la depilación constante.

Podemos encontrar múltiples tipos de láseres, entre los más solicitados y encontramos en el mercado:

  • La luz pulsada intensa
  • Láser diodo

Éstos láseres buscan debilitar el vello desde la raíz, por medio de energías lumínicas que degradan el bulbo piloso y se puede evidenciar los resultados a partir de la tercera sesión, con un debilitamiento del vello en su grosor y áreas donde deja de crecer. Para que pueda ver los resultados totalmente se necesitan un mínimo de 10 sesiones y se realizan una vez al mes. En el procedimiento puede sentir la sensación de un leve pellizco.

Recomiendo buscar lugares con aval médico que estén capacitados en el área, para evitar complicaciones y un buen manejo de estas si fuera el caso como son las quemaduras.


Traducir artículo