Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos
Aaron Conejo para El Observador
NEAT = “Non-Exercise Activity Thermogenesis”.
El NEAT es el gasto energético que tiene nuestro cuerpo al realizar cualquier actividad no considerada como ejercicio físico.
Se puede definir también como la energía que gastamos cuando no estamos durmiendo, haciendo ejercicio o en el proceso de alimentación o digestión.
Son todas aquellas actividades que nos obligan a movernos de algún modo en nuestro día a día (levantarnos para ir a buscar algo, subir las escaleras, ir andando al trabajo, hacer un mandado, pasear a nuestra mascota, permanecer de pie en una fila o en el bus, llevar algo pesado, limpiar los platos,…) que suponen una parte importante de nuestro gasto calórico total. De hecho, si comparamos el gasto calórico producido por el ejercicio físico y el NEAT, este último es mucho más importante.
Si analizamos un día completo de una persona que realiza ejercicio físico, podemos ver que dedica unas 8 horas a dormir, 1-2 horas para hacer ejercicio y unas 2 horas para realizar nuestras comidas.
Pero, ¿qué hacemos el resto del día? Nos quedan unas 12 horas diarias dedicadas a lo que nosotros decidamos.

De usted depende como quiera aprovechar el NEAT

Poco a poco y debido a las nuevas facilidades de transporte, comunicación y tecnologías, nos hemos vuelto cada vez más sedentarios haciendo que nuestro NEAT sea más bajo.
Vivimos en una sociedad tecnológica donde se puede conseguir cualquier cosa sin moverse del sofá y se dedica demasiado tiempo a estar delante del ordenador o ver la televisión. Por eso debemos tener una poderosa fuerza de voluntad que nos motive a salir de casa y movernos.

¿Cómo sacar el máximo partido al NEAT?

  • Programe una ruta con sus amigos o camine con su mascota.
  • Vaya a la feria.
  • Si va a trabajar en carro o va de compras puede parquear un poco más lejos y caminar un poco más.
  • Si se mueve en transporte público puede bajarse antes de su destino y aprovechar para caminar más.
  • Sustituya el ascensor por las escaleras.
  • Muévase en el trabajo para no estar todo el tiempo sentado, igual si trabaja desde casa.
  • Realice tareas en el jardín.
  • Un poco de oficio en la casa también le puede ayudar.
  • No se obsesione solo con entrenar en el gimnasio. Salga a correr o a hacer caminata, monte en bicicleta, juega un partido de fútbol o basket con amigos.
  • Si tiene hijos llévelos al parque o a algún lugar de entretenimiento donde pueda interactuar con ellos.
  • Intente hacer al menos 10.000 pasos diarios
Es importante hacer conciencia de que no es suficiente hacer ejercicio tres veces por semana , también es necesario mantener un estilo de vida activo. No es óptimo ser una persona sedentaria que entrena.
Si leyó este artículo, ¡ya NO tiene excusa! Sabe que siempre puede moverse un poco más.


Traducir artículo